MERCADERES Y ESPADEROS: sus locales comerciales en el año 1889

Leyendo la Revista “El Perú Ilustrado” # 102 del sábado 20 de abril de 1889, encuentro esta interesante descripción de las calles Mercaderes y Espaderos. Teniendo como base este artículo caminemos, remontándonos a esa época, por estas comerciales casas e ingresemos a algunas tiendas para ver que novedades nos ofrecen.

“Mercaderes” y “Espaderos”! ¿Necesitaremos decir que estas dos calles son, con las “Mantas” y “Bodegones”, las arterias principales del comercio limense?

foto 01

¿Necesitaremos decir que en ellas podemos apreciar el estado de nuestras finanzas, pasar revista diaria a los dandys mas fashionables, a las hermosas, elegantes y espirituales limeñas, al numeroso y agitado cuerpo de reporters de la prensa local, que en ellas (las calles) coje cada noticia como la catedral?

Lo creemos inútil. Para los que no conozcan Lima, bastará decirles que en esas dos calles, además de muchísimas casas comerciales de alto coturno, etc, etc., se hallan los establecimientos de:

  • Welsch & Co., los afamados importadores de relojes, cuadros al óleo, artículos de fantasía, etc., etc.,

foto 02

foto 03

Como bien dice el anuncio, su especialidad eran los relojes marca Waltham y Longines. Además comercializaban: “Artículos de fantasía en general, de Plaqué fino, Bronce, Porcelana, Fayence, Cristal Cuero, Felpa, etc., aparente para regalos de Santo, de Matrimonio, de Pascua, etc. Relojes de mesa y de pared de Mármol, Bronce, Madera fina, etc., despertadores de nickel & Reguladores. Servicios de mesa de plaqué de primera calidad, como juegos de té, azafates, cubiertos, convoys, etc., de las marcas Reed & Barton y Christofle. Cuchillos de mesa Rodgers“.

Cabe anotar que la casa Welsch abrió su primer local en 1858 en una pequeña tienda de la calle de la Merced. De allí se trasladó a la calle de la Coca para luego trasladarse en 1886 a la calle de Espaderos # 261.

  • Juan Meyer, el dueño de la acreditadísima Botica Inglesa,

foto 04

foto 06

Esta botica se preciaba de ser la más antigua de Lima desde que el servicio farmacéutico quedó organizado. Fue fundada en 1850. El Sr. J. Meyer, natural de Alemania, ingresó a trabajar en 1874. En 1880 compra conjuntamente con el Sr. Schroeder la Botica a los Sres. Hague y Castagnini. El negocio se ubicaba en la calle de Espaderos # 188 y 190.

  • Crevani, el gran Crevani, el único importador de los nunca bien ponderados sombreros de Lincoln Bennet & Co.,

foto 07

  • Pigmalion, el de las modas y confecciones,
  • José Riss e hijos, reputados introductores y fabricantes de sombreros, y
  • Peter Bacigalupi & Co., bien conocidos dentro y fuera de Lima.

fotos reveladas

Y si nos apartamos de las joyas y las medicinas; de los cuadros y los sombreros; de la tipografía y las modas y queremos algo mas positivo: ahí tienes lector a los doctores Ev. P. Duclos y Christian Dam, que en materia de operaciones dentales, gozan de tan buena y estensa fama.

foto 18

A continuación un grabado de la esquina de Mantas (actual Jr. Callao) y Mercaderes (actual Jr. de la Unión). No solo el Dr. Dam había colocado un letrero en la parte superior sino un curioso “diente” colgante. Marketing de la época. Su ingreso era por el Jr. Mantas # 7 (altos) según los avisos publicados en la época.

foto 17

foto 15

Si deseamos satisfacer un buen apetito, si somos gastrónomos: ahí está el Hotel Americano donde se come de rechupete y, oidlo bien, jóvenes de esperanzas y de flor en el ojal; en estas calles teneis, al voltear una esquina, a Parrinello, el de las cerezas y en el centro de Espaderos una sucursal de Broggi hermanos, lo cual bastaría y sobraría para hacerlas notables si no fueran ellas el camino más seguro para llegar al Portal de Escribanos que se divisa en el fondo y en el cual ya sabes que hay dos lujosísimos almacenes del Bon Marché de Lima, cuyo carricoche de que ya hablamos, ha venido a dar a Lima un aspecto comm´il faut, pues, ello prueba que las grandes casas como Sivori y Panizzoni y Gagliardo hermanos que tienen también elegante carro para sus mercaderías, se proponen seguir las costumbres de la palera Europa.

foto 13

foto 12

Ya ven, lectoras, cuán atinado ha estado nuestro muy estimable Editor Peter Bacigalupi al tomar la fotografía de que es copia fiel el dibujo que nos ocupa; pues ello nos ha dado ocasión: primero, para exhibir un buen trabajo en el arte de Daguerre y luego, espacio para hacer constar que en Lima, pese a la suerte que nos persigue, aún hay vida; sólo que nos falta un Pactolo entre cuyas arenas encontrar ese elemento que hace al hombre hábil, hermoso, amable y que se yo que más, y sin e cual todo es malo, triste y sombrío.

A continuación, otro negocios que hubieron en dichas calles:

foto 16

foto 08

foto 09

foto 19

foto 20

foto 21

Espero que este artículo los haya transportado a nuestra querida Lima, en este caso, a la Lima del año 1889.

Fuente:

Todos los grabados y anuncios son de la Revista “El Perú Ilustrado” así como el artículo mencionado.

EL PASEO DE ALCALDES (o el Paseo del Estandarte de Lima) por Ricardo Palma

Reproduzco este artículo por su importancia histórica. Fue publicado en la Revista “El Perú Ilustrado” Nro. 35 del 07 de enero de 1888.

Paseo de Alcaldes 2

Además de la obligación de llevar el estandarte de la ciudad en toda acción de guerra tenía el Alferez Real de Lima la de sustentarlo siempre que aquel se daba al viento. Esto se realizaba, ordinariamente, dos veces en cada año: el 6 de Enero y el Jueves Santo.

El estandarte de Lima fue bordado por la reina Doña Juana, viuda de Felipe el hermoso y madre de Carlos V. Este, y no el gonfalon de guerra de Francisco Pizarro, fue el obsequiado por el Cabildo al General San Martin, quien, por una cláusula de su testamento, dispuso que fuese devuelto al Perú. Depositado en palacio, desapareció en un día de motín.

La bandera de Pizarro nunca estuvo en Lima, sino en el Cuzco. Después de la batalla de Ayacucho, los cuzqueños se la regalaron al Mariscal Sucre quien la envió a Caracas donde ahora se encuentra.

El 1ro. de Enero elegía el Ayuntamiento los dos Alcaldes que debían rejir la ciudad en el curso del año. Ambos tomaban posesión del cargo el 6 de Enero, en una ceremonia conocida, por unos, con el nombre de Paseo de Alcaldes y, por otros, con el de Paseo del Estandarte.

A la cuatro de la tarde de dicho día salía de casa del Alcalde de primer voto toda la corporación municipal a caballo en dirección al Cabildo, donde se les unía el Alferez Real con el estandarte de la ciudad. Luego desfilaba la comitiva en el órden siguiente:

  • Los maceros, llevando grandes mazas de plata con las armas de Lima.
  • Los rejidores, síndicos y asesores del Cabildo
  • El Alferez Real con el estandarte, en medio de los Alcaldes. Era, no de obligación sino de cortesia, que el Alferez cediese, en el paseo, al primer Alcale el derecho e llevar la bandera.
  • Algunos vecinos notables.
  • Alguiaciles, portes y pajes de los cabildantes con sus respectivas libreas.

Este faustuoso cortejo se dirigía a la Alameda de los Descalzos, invadida con anticipación por el vecindario y por todas las calesas y carruajes de la ciudad. Recorría despues las principales calles, y por fin, se dispersaba al llegar a la casa del Alcalde de primer voto.

Allí, en un altar preparado al efecto en el salón, se colocaba el estandarte rodeado de farolillos y luces de colores, y seguía una tertulia ofrecida por el Alcalde a sus amigos.

Al día siguiente, recibían los Alcaldes las visitas de felicitación. A las cuatro de la tarde se reunía otra vez la comitiva de la víspera y, después de igual paseo, se depositaba el estandarte en Cabildo.

En la noche lo hacía enfundar el Alferez Real y lo trasladaba a su domicilio donde lo conservaba hasta la tarde del Jueves Santo, en que acompañado de todo el Cabildo, que iba a pie, entraba el Alferez, a caballo, en la Catedral y batia por tres veces el estandarte delante del altar de Nuestra Señora de la Antigua, donde estaba el famoso monumento, en urna de plata macisa, obsequio de Carlos V a la ciudad, y que, hace cinco años, se volvió humo entre las uñas sacrílegas de un celebérrimo canónigo, que aún pasea muy fresco por esas calles en vez de ocupar una celda en el panóptico.

Las Cortes de Cádiz abolieron, en 1812 el Paseo del Estandarte; pero restablecido el absolutismo hubo nuevamente paseo de Alcaldes el 6 de Enero de 1815, y continuó hasta igual fecha del año 1820.

Olvidábamos apuntar que la noche en que dormía el estandarte encasa del Alcalde, se le cosía por la esposa, hermana o hija de este un parchecito de raso amarillo en el que, con letra, bordadas o doradas, se leía una inscripción conmemorativa.

El cargo de Alferez Real era hereditario en la familia de los marqueses de Castrillon, y hoy correspondería ejercerlo a nuestro amigo el señor General Buendia, actual marqués de Castrillón in partibus infidelium.

Debemos al inimitable lápiz de Pancho Fierro, que presenció los paseos del Estandarte desde 1815 hasta 1820, el cuadro que, en fiel copia, figura hoy en las páginas de “El Perú Ilustrado”.

Ricardo Palma.

 

 

 

LA CAPILLA DE LA PENITENCIARIA DE LIMA (1,888)

Revisando revistas antiguas, encontré en un “El Perú Ilustrado” de 1,888 un artículo que quiero compartirlo con ustedes.

El artículo no solo describe la Capilla de la Penitenciaría de Lima (también conocido como el Panóptico), el ambiente que vivió el autor de la nota en su interior sino que muestra algo muy importante: una foto del desaparecido Altar Mayor. Acompáñenme en esta Semana Santa, a leer dicho artículo.

CRISTO

La semana que principia mañana, que la Iglesia dedica a conmemorar el mas augusto de los misterios de la religión que profesamos, no puede dejar de ser solemnizada por EL PERU ILUSTRADO, y ya que no ha sido posible que todos los grabados del presente número se refieran a la recordación del suplicio del Hombre-Dios, hemos cedido lugar preferente a la 4ta página a la foto-litografía que representa el altar de la capilla del Panóptico de Lima.

Esa hermosa efigie, verdadera obra de arte, fue trabajada en Roma. Cuando el visitante, después de haber franqueado estrechos pasillos y sinnúmero de escaleras, se encuentra en la capilla de los penitenciados, siente el alma presa de indefinibles impresiones. En ese inmenso y desnudo salón, completamente circular, cuyo techo soporta una cúpula o media naranja, ahí, mas de un centenar de desgraciados, eleva sus preces al Todopoderoso para que les conceda el perdón de sus culpas; ruegan al Hacedor les otorgue su clemencia como Cristo, clavado en el infamante madero, perdonó y pidió gracia para sus verdugos exclamando: “Padre mio, perdónalos porque no saben lo que hacen”; porque, en efecto, muchos, muchísimos, se hacen criminales porque en su ignorancia, apenas tienen nociones del bien y del mal; porque sus pasiones no han sido refrenadas ni por la educación, ni por los consejos…

Mientras los penados asisten al santo sacrificio de la misa, en cada una de las ventanas de la cúpula de que hablamos un guardia armado, el cañón del rifle vuelto hacia ellos, cuida del orden… Triste condición de aquellos que han trasgredido toda ley! No inspiran confianza ni aún cuando se les ve de rodillas confesando sus faltas y ofreciendo su arrepentimiento para que la sociedad los rehabilite, para que la justicia divina se considere satisfecha.

Augusta misión es la de la justicia humana cuando, haciéndose interprete de la misericordia divina, no arranca la vida al descarriado, sino que, separándolo de los demás, le deja solo con el recuerdo de sus faltas y le da medios para que trabaje, para que la ocupación productiva y constante y el arrepentimiento sincero, devuelvan a la sociedad, tal vez convertido en elemento útil, al que en un momento fatal se hizo digno de severo castigo…

Nosotros, obligados por nuestro deber, hemos permanecido algunos momentos en la capilla de la Penitenciaría y ahí, cerca de esos infelices, llenos de respetuoso temor hemos inclinado nuestra frente ante Ese que es todo amor, todo misericordia, todo justicia, y nos hemos sentido presa de infinita compasión hacia los desgraciados que por largos años no pueden admirar las obras sublimes de la creación sino a traves de espesas rejas, ni tienen otros consuelos que la oración, el trabajo y el silencio que les obliga a reconcentrar en si mismos sus pensamientos y figurarse lo que sería el mundo para ellos si no hubieran perdido el derecho de estar con los suyos, tal vez al lado de una esposa querida y amante, quizá en compañía de hijos adorados, que hoy tienen que ruborizarse al recordar al autor de sus días…” 

Un “Arco de Triunfo” en LIMA

En Lima era una costumbre “construir” arcos para conmemorar diferentes fechas. Corría el año 1918 y había finalizado la Primera Guerra Mundial con el triunfo de los aliados. Y Lima lo celebró a lo grande, según lo indica mediante el artículo “El gran banquete en honor de los aliados” publicada en la Revista Variedades. Y la celebración incluyó la construcción (pasajera) de un “Arco de Triunfo”

Dice el artículo:

“Con el gran banquete que se realizó en la noche del domingo en el Restaurant del Zoológico se han cerrado las grandes fiestas de alegría y de entusiasmo con que en la capital se ha celebrado el advenimiento de la paz y el triunfo de los aliados. El banquete ha sido una de las mas soberbias fiestas que se han realizado en Lima. Setecientos cubiertos en una sala espléndidamente arreglada, música, luz, flores y los cantantes de la compañía de opera Salvati y el cuerpo de baile amenizando la comida”.

Diapositiva2

“En el Paseo Colón se realizó una gran iluminación extraordinaria y fuegos artificiales, una vez terminado el banquete. A estas fiestas asistió un gentío enorme que daba a la ciudad aspecto de fiesta. En la Plaza de la Exposición, se había construido una avenida de columnas iluminadas y un gran arco de triunfo en el que se leían los nombres de Wilson y de los prohombres militares y políticos de las naciones de la Entente. La fiesta fue ofrecida por los peruanos a los aliados, pronunciando el discurso de orden el Presidente del Senado”.

Diapositiva2

Un curiosidad que se construyó en Lima a inicios del Siglo XX.

 

Fuente:

Artículo “El gran banquete en honor de los aliados”. Revista Variedades # 561 del 30 de noviembre de 1918.

De primera mano: La LIMA que vio FLORA TRISTAN

FLORA TRISTAN fue una escritora francesa de ascendencia peruana: fue hija de peruano (Mariano de Tristán y Moscoso) y madre francesa (Thérese Lesnais).

En París tuvo una niñez muy placentera lo que contrasta con la vida que llevo a la muerte de su padre, ya que por ser hija ilegítima no tuvo acceso a una herencia. En los avatares de su vida regresa al Perú (en una travesía que duró cinco meses) con el fin de cobrar su herencia. Estuvo muy poco tiempo por estas tierras, primero en Arequipa y luego en Lima (aquí solo tres meses en el año 1834). De su estancia por estas tierras, escribe un diario donde relata, entre otras cosas, como vio Lima en aquel entonces.

FOTO 2

Acompáñenme a “visitar” la Lima de 1834 siguiendo parte de la descripción que hace Flora Tristán, descripción “de primera mano“.

LIMA

“Lima tiene en la actualidad cerca de ochenta mil habitantes y fue fundada por Pizarro en 1535. No se de donde le viene el nombre. Esta ciudad encierra muy hermosos monumentos y una gran cantidad de iglesias y de conventos de hombres y mujeres. Las casas están construidas regularmente, las calles, bien diseñadas, son largas y anchas. El agua corre por dos acequias en casi todas ellas, una a cada lado. Solo algunas tienen un arroyuelo en el centro. Las casas están construidas con ladrillo, adobe y madera y pintadas de diversos colores claros: azul, gris, rosa, amarillo, etc. No tienen sino un piso y los techos son chatos. Como las paredes sobresalen del techo, producen el efecto de casas inconclusas.

 

FOTO 6
                              Calle de Aldabas. Lápiz de Leonce Angrand Lima, 1832.                                Fuente Blog Harun al – Rashid

Algunos de aquellos techos sirven de terrazas en las que se ponen macetas con flores, pero hay muy pocas que tienen la solidez necesaria para este uso. Jamas llueve. Si esto sucediera accidentalmente, al cabo de cuatro horas de lluvia las casas no serian sino un hacinamiento de lodo. El interior esta” muy bien distribuido. El salón y el comedor forman el primer cuerpo. En el fondo se encuentra la cocina y el alojamiento para los esclavos, rodeando el segundo patio. Los dormitorios se hallan encima del piso bajo, todos amueblados con gran lujo, según el rango y la fortuna de quienes la habitan.

FOTO 7
Fuente: “Literatura y cultura material: El mobiliario doméstico en Lima (1840-1870) por Oswaldo Holguín Callo

La catedral es magnifica, el tallado del coro es de un trabajo exquisito. Las balaustradas que rodean el altar mayor son de plata y este altar es también sumamente rico. Las pequeñas capillas laterales son encantadoras. Cada canónigo tiene la suya. Esta iglesia es de piedra y tan solida que ha resistido los mas fuertes temblores, sin haber sufrido en lo menor. Las dos torres, la fachada y el atrio son admirables, de una grandiosidad rara en nuestra vieja Europa y que no se esperarían encontrar en una ciudad del Nuevo Mundo. La catedral ocupa todo el lado este de la gran plaza. Al frente está la Municipalidad. Esta plaza es el Palais Royal de Lima. En dos de sus lados hay galerías con arcos, a lo largo de las cuales están las tiendas mas hermosas y mejor surtidas. En el centro hay una fuente soberbia. En cualquiera hora del día ofrece a la vista un gran movimiento. Por la mañana son los aguadores, los militares, las procesiones, etc., y por la tarde mucha gente se pasea por ella. Se encuentran allí mercaderes ambulantes que venden helados, frutas, bizcochos y algunos bufones divierten al publico con sus pruebas y sus bailes.

FOTO 3
                    Catedral y Plaza Mayor, según acuarela de J. Prendergast, del siglo XIX.                           Fuente: Lima la Unica 

Entre los conventos de hombres el mas notable es el de San Francisco, Su iglesia es la mas rica, elegante y original de todas cuantas he visto. Cuando las mujeres desean visitar los conventos de religiosos o religiosas, emplean un medio muy singular: dicen que están encinta. Los buenos padres profesan un santo respeto por los antojos de las mujeres en estado grávido y les abren entonces todas las puertas. Cuando estuvimos en San Francisco los monjes hacían bromas con nosotros en la forma mas indecente. Subimos a las torres y como yo lo hacia con mucha vivacidad, el prior al verme delgada y ágil, me pregunto si yo también estaba encinta. Confundida por esta inesperada pregunta quede desconcertada. Mi turbación provoco entonces, entre los monjes, risa y propósitos inconvenientes que Manuela, quien no es tímida, no sabia que actitud adoptar. Salí del convento escandalizada. Cuando me queje me respondieron :

— |Oh! Esa es su costumbre. Esos monjes son muy alegres. Pasan por ser los más amables de todos.

¡Y a semejantes hombres es a quienes ese pueblo concede su confianza! Pero en Lima Io que no es corrompido está fuera de uso.

FOTO 8
Iglesia de San Francisco. Manuel A. Fuentes, Lima, 1867

La municipalidad era muy grande, pero sin nada notable. La Biblioteca me ofreció mas interés. Estaba instalada en un hermoso local. Las salas eran espaciosas y bien cuidadas. Los libros se hallaban dispuestos en estantes con mucho orden. Había mesas cubiertas con tapices verdes y rodeadas de sillas. Allí se podía leer los periódicos del país. Los libros de Voltaire, Rousseau, de la mayoría de nuestros clásicos, todas las historias de la revolución, las obras de Mme. de Stael, de Mme. Rolland, viajes, memorias, etc.; en total había como doce mil volúmenes que estaban en francés. Sentí gran satisfacción al encontrar a nuestros buenos autores en esta biblioteca. Por desgracia el gusto por la lectura estaba muy poco difundido para que muchas personas sacasen provecho. Vi también a Walter Scott, lord Byron, Cooper traducidos al francés y una cantidad de otras traducciones. Se veía también algunas obras en inglés y en alemán. Además, se encontraba todo lo que España había producido de bueno. En fin, la biblioteca era muy hermosa con relación a un país tan poco avanzado.

foto 13
Municipalidad de Lima

….

El Rimac se parece mucho al río de Arequipa. Corre igualmente sobre un lecho de piedras y entre rocas. El puente es hermoso y es allí donde se colocan los papanatas para ver pasar a las señoras que van al Paseo de Aguas. Antes de proseguir voy a dar a conocer el vestido especial de las mujeres de Lima, el partido que sacan de él y la influencia que tiene sobre sus costumbres, hábitos y carácter.

Flora Tristan

No hay ningún lugar sobre la tierra donde las mujeres sean más libres y ejerzan mayor imperio que en Lima. Reinan allí exclusivamente. Es de ellas de quien procede cualquier impulso. Parece que las limeñas absorben, ellas solas, la débil porción de energía que esta temperatura cálida y embriagadora deja a los felices habitantes. En Lima las mujeres son, por lo general, más altas y de constitución más vigorosa que los hombres. A los once o doce años están ya completamente formadas. Casi todas se casan a esa edad y son muy fecundas, a menudo tiene seis o siete hijos. Tienen embarazos felices, dan a luz con facilidad y se restablecen pronto. Casi todas amamantan a sus hijos, pero siempre con ayuda de una nodriza quien suple a la madre y alimenta también al niño. Esta es una costumbre proveniente de España donde las familias acomodadas tienen para sus hijos dos nodrizas. Las limeñas no son hermosas por lo regular, pero su graciosa fisonomía tiene un ascendiente irresistible. No hay hombre a quien la vista de una limeña no haga latir el corazón de placer. No tienen la piel curtida como se cree en Europa. La mayoría son, al contrario, muy blancas. Las otras, según su diverso origen, son trigueñas, pero de una piel lisa y aterciopelada y de una tez cálida y llena de vida. Las limeñas tienen todas buen color, los labios de un rojo vivo, hermosos cabellos ondulados naturalmente, ojos negros de forma admirable, con un brillo y una expresión indefinible de espíritu, de orgullo y de languidez. Es en esta expresión donde reside todo el encanto de su persona. Hablan con mucha facilidad y sus gestos no son menos expresivos que las palabras con que los acompañan.

foto 10
Una vista de Lima con el río Rimac y el Puente de Piedra. J. Rugendas

 

Su vestido es único. Lima es la única ciudad del mundo donde ha aparecido. En vano se ha buscado hasta en las crónicas más antiguas de dónde podía traer su origen. No se ha podido descubrirlo. No se parece en nada a los diferentes vestidos españoles y lo que hay de cierto es que no fue traído de España. Se encontró en aquellos lugares a raíz del descubrimiento del Perú, aunque es notorio al mismo tiempo que nunca existió en otra ciudad de América. Ese vestido, llamado saya, se compone de una falda y de una especie de saco que envuelve los hombros, los brazos y la cabeza y se llama manto. Ya oigo a nuestras elegantes parisienses lanzar exclamaciones sobre la sencillez de este vestido. Pero están muy lejos de pensar en el partido que puede sacar de él la coquetería. Esa falda que se hace de diferente tela, según la jerarquía del rango y la diversidad de las fortunas, es de un trabajo tan extraordinario que tiene el derecho de figurar en las colecciones como objeto de curiosidad. Sólo en Lima se puede confeccionar un vestido de esta especie. Las limeñas pretenden que hay que haber nacido en Lima para poder hacer una saya y que un chileno, un arequipeño o un cuzqueño jamás podrían llegar a plisar la saya. Esta afirmación, cuya exactitud no me he inquietado en verificar, prueba cuán fuera de las costumbres conocidas se halla este vestido. Trataré de dar una idea para algunos detalles.

foto 12
Escena de calle de Lima. J. Rugendas

Para hacer una saya ordinaria se necesita doce o catorce varas de raso. Se forra con una tela de algodón muy ligera. El obrero, a cambio de las catorce varas de raso, trae una faldita que tiene tres cuartos de alto, toma el talle dos dedos encima de las caderas y baja hasta el tobillo. Es tan excesivamente apretada que en la otra parte baja tiene el ancho preciso para poner un pie delante del otro, caminando a pasos menudos. Se encuentran así ceñidas dentro de esa falda como en una vaina. Está completamente plisada de arriba abajo, a pequeños pliegues y con tal regularidad que sería imposible descubrir las costuras. Esos pliegues están tan sólidamente hechos y dan a este saco tal elasticidad que se ha visto el caso de sayas que tenían ya quince años y conservaban todavía suficiente elasticidad para dibujar todas las formas y prestarse a todos los movimientos.

foto 11
Tapadas en la Alameda. J. Rugendas

El manto está también artísticamente plisado, pero hecho de tela muy delgada no podría durar tanto como la falda, ni el plisado resistir los movimientos continuos de quien lo usa y la humedad de su aliento. Las mujeres de buena sociedad llevan saya de raso negro. las elegantes tienen, además, otras de colores de fantasía, tales como morado, marrón, verde, azul, rayadas, pero jamás de tonos claros por la razón de que las mujeres públicas las han adoptado de preferencia. el manto es siempre negro y envuelve el busto por completo. No deja ver sino un ojo. las limeñas usan también un corselete del que se ven las mangas. Esas mangas cortas o largas son de ricas telas; terciopelo, raso de color o tul; pero la mayoría de las mujeres va con los brazos desnudos en todas las estaciones. El calzado de las limeñas es de una gran elegancia. Tienen linds zapatos de raso de todos colores, adornados con bordados. Si son llanos los colores de las cintas contrastan con el del zapato. usan medias de seda caladas, de distintos tonos y cuyos talones están profusamente bordados. En todas partes las mujeres españolas se hacen notar por la gran elegancia de su calzado. Pero hay tanta coquetería en el de las limeñas que parecen sobresalir en esta parte de su indumentaria. las mujeres de Lima usan el cabello separado a cada lado de la cabeza. Cae en dos trenzas perfectamente hechas y rematadas por un grueso nudo de cintas. Esa moda, sin embargo, no es la única. Hay mujeres que usan los cabellos ondulados a la Ninon y caen en largos bucles sobre el seno el cual, según la moda del país, dejan casi siempre desnudo. Desde hace algunos años se ha introducido la moda de llevar grandes chales de crespón de china ricamente bordados en colores. La adopción de este chal ha hecho su vestimenta más decente velando, con su amplitud, el desnudo y las formas dibujadas demasiado fuerte. uno de los refinamientos de su lujo es tener un lindo pañuelo de batista bordado y adornado con encaje. ¡Oh! ¡Cuánta gracia tienen, qué embriagadoras son estas bellas limeñas con su saya de un hermoso negro brillante al sol, que dibujan las formas verdaderas de algunas, falsas en muchas otras, pero que imitan tan bien a la naturaleza, que es imposible al verlas, tener idea de la superchería!… ¡Qué graciosos son los movimientos de sus hombros, cuando atraen el manto para ocultar por completo el rostro, que por momentos dejan ver a hurtadillas! ¡Qué fino y flexible es su talle y cuán ondulante es el balance de su paso! ¡Qué lindos son sus piesecitos y qué lástima que sean demasiado gruesos!

FOTO 9
Salida de Misa por Max Radiguet

Los limeños han escogido, para tomar baños de mar, el sitio más árido y más desagradable de la costa, para mi gusto. Ese lugar se llama Chorrillos. La familia Izcue había alquilado, en Chorrillos, una casa para la temporada y me invitó a pasar allí el tiempo que deseara.

M. Izcue fue a buscarme a las siete de la mañana y subimos enseguida a la calesa. Debíamos recorrer cuatro leguas sobre arena. El camino, a pesar de todo, era bueno para os caballos pues la arena estaba dura y no se hundían en ella como en la de las pampas. El campo era muy desigual. A la vegetación sucedía la aridez de una tierra negra sobre la que e veía, de lejos, algunos arboles. A la mitad del camino cruzamos el bonito pueblo de Miraflores. Este pueblo está sobre el mar, que se halla a un cuarto de legua y ciertamente es el más lindo lugar que he visto en América. Después de dejarlo se encuentran campos de papas y de alfalfa, pero ninguno de trigo. llegamos a dos casas de hermosa apariencia, que pertenecían a M. de Lavalle, antiguo intendente de Arequipa. Vi magníficos jardines dependientes de aquellas casas y en plena campiña naranjos, papayos, palmeras, zapotillos y toda clase de árboles frutales. A los diez minutos de ese sitio atravesamos el Barranco, pequeña aldea situada entre abundante follaje, grandes árboles y mucha agua. Al dejar este oasis no había sino tierras áridas hasta Chorrillos. Tuvimos durante toda el camino una niebla espesa y húmeda. Sentía mucho frío. Llegué enferma y me acosté después de haber bebido una tasa de café bien caliente.

FOTO 4
Los baños de Chorrillos, oleo de Mauricio Rugendas, 1843

El ingenio de M. Lavalle es uno de los mejores del Perú. Su extensión es inmensa, está muy bien ubicado y lo limita al mar. Las olas se estrellan al pie contra las rocas de la orilla.

 M. Lavalle ha hecho construir para si una de las casas más elegantes. No ha economizado nada para su solidez y embellecimiento. ete palacete manufacturero está amueblado con gran riqueza y es del mejor gusto: alfombras inglesas, muebles, relojes y candelabros de Francia; grabados y curiosidades de la China; en fin se ve allí reunido todo lo que puede contribuir a la comodidad de la existencia. M. Lavalle ha hecho construir también una capilla de buen gusto, sencilla, bastante espaciosa como para contener mil personas y con decoraciones muy apropiadas. Los domingos y días de fiesta todos los negros del establecimiento asisten a la misa. los negros españoles son supersticiosos y la mies es, para ellos, una necesidad indispensable. Sus creencias aligeran sus males y son una garantía para el amo. M. Lavalle tuvo la amabilidad de hacer vestir a un negro y una negra con sus vestidos de fiesta para que yo pusiese juzgar del golpe de vista que ofrece su iglesia el domingo. La indumentaria del hombre consistía en un pantalón y una chaqueta de algodón con rayas azules y blancas y un pañuelo rojo envuelto en el cuello. La mujer tenía una falda de la misma tela rayada, un largo chal de tela de algodón roja con el cual se envolvía la parte posterior de la cabeza, los hombros, la garganta y los brazos. Usaba zapatos de cuero negro, atados en las piernas con cintas azules. Sobre su negra piel aquel contrate ofrecía un efecto singular. Los negritos tenían un mandil de un pie cuadrado. El vestido de los días corrientes es mucho más sencillo aún: los negritos están completamente desnudos; las mujeres no tiene sino la falda pequeña y los hombres, un pantalón o un mandil pequeño. M. Lavalle tiene la reputación de ser muy lujoso con sus negros.

 

foto 14
Arco del Puente por Daniel W. Coit

Los invito a leer PEREGRINACIONES DE UNA PARIA, de Flora Tristán, un libro que en parte describe la vida cotidiana de nuestra querida Lima, y asi conocer como era nuestra ciudad, en una versión contada “de primera mano”.

EL PORTAL DE BOTONEROS: Los negocios que allí existían en la segunda mitad del S. XIX

“….los otros dos lados los ocupan casas particulares, cuyo ultimo piso, adornado de balcones, es sostenido por una serie de bóvedas. El piso bajo lo componen galerías en las que los negociantes, europeos en mayor número, esponen sus mercancías (1)”. 

Así describía Miguel Facundez en 1849 los portales de la Plaza Mayor en su artículo llamado “Lima”. Hacia un lado describía el Palacio de Gobierno; hacia un segundo lado la Catedral y Palacio Arzobispal. Y continuaba su descripción indicando que en los otros dos lados habían negocios.

¿Cuáles eran los negocios que existían? Acompáñenme a conocer mas sobre nuestra ciudad, en esta oportunidad los negocios que se ubicaron durante la 2da, mitad del Siglo XIX en:

EL PORTAL DE BOTONEROS

sin título-1-2

Sobre su historia podemos mencionar que fue construido tiempo después que el Portal de Escribanos, según refiere Antonio San Cristobal Sebastian, quien en su libro “OBRAS CIVILES EN LIMA DURANTE EL SIGLO XVII” indica que “sólo en tiempos del Virrey don Francisco de Toledo se llegaron a completar los portales en los dos frentes de la Plaza Mayor que los incorporaron (2)”. Cabe indicar que Francisco de Toledo fue el quinto Virrey, desde el 30 de noviembre de 1569 hasta el 1ro de mayo de 1581. 

FOTO 15
Portal de Botoneros. Fuente: “Los velos y las pieles” de Alicia del Aguila

Sobre el motivo del nombre del Portal, a continuación la explicación:

“En el lado oriental se elevan la catedral y el palacio del arzobispo; y al norte el palacio del presidente de la república; los otros dos lados los ocupan casas particulares, cuyo ultimo piso, adornado de balcones, es sostenido por una serie de bóvedas. El piso bajo lo componen galerías en las que los negociantes, europeos en mayor número, esponen sus mercancías. Entre las columnas colocan floreros, y trabajan también los pasamaneros en oro, en plata y en seda, construyendo insignias religiosas o militares, botones y franjas. Los indios, han estancado allí esta industria, como muy diestros que son en ella; lo cual ha contribuido no poco para que a una de las dos galerías se le de el nombre de Portal de Botoneros (1)”.

FOTO 16
Fuente: Blog Perú.com

Al ser la principal plaza de la ciudad, concentraba los principales comercios. Hacia la segunda mitad del siglo XIX hubieron muchos y variados negocios. A continuación algunos de ellos.

LOCALES COMERCIALES

LIBRERIA CENTRAL.- En 1864 funcionó en el número 4 del Portal de Botoneros la Librería Central, cuyo dueño era el Sr. Felipe Bailly  en donde se vendía artículos de escritorio así como libros. En este establecimiento ofrecía “un surtido completo de libros franceses y españoles, recibiendo cada quince días por vapor las obras de mas interes que se publican en París y varios periódicos científicos y literarios. Se encarga de toda clase de pedidos referentes a los ramos de librería, papelería, instrumentos científicos e imprenta (3)”.

En un aviso publicado en la Guia de Domicilio de Lima para el año 1864 podemos ver los libros que en ese momento estaban a la venta, los cuales hoy son un tesoro.

foto 09

 J. GIMENO.- En los números 4 y 6 se encontraba  este almacén, que vendía cachemira para trajes y manto velo de monja, guantes de previllo, chalones de cachemira, pañolones fantasía, lana y seda, diagonales, paño de damas, rasos floreados de algodón, etc. (4)

AGENTE DE CAMBIO PETIT HAUSEE.- En 1881-1883 se ubicada en el Portal de Botoneros 6 (5).

LIBRERIA UNIVERSAL.- De José Miguel Bowen y Cía., ubicado en el # 8 (4).

TIENDA DE MUSICA.- Ubicada en el # 12. En 1857 se vendía el “Álbum de Tipos, Trajes y Costumbres Recuerdos de Lima” de A. A. Bonnaffé a solo veinte pesos ‘los dos tomos’.

FOTO 18
Fuente: Red Interdisciplinaria de Estudios Latinoamericanos – Perú XIX – PUCP

A. CANEPA.- Ubicada en los números 20 y 24 del Portal de Botoneros. Se vendían telas de sulina, alpaca, cristalina, barog, muselina, nouveauté, pana para vestidos tipo sastre, sombrillas Mignon, abanicos Antiqué, guantes Jouven, medias y calcetines de hilo Fin de Siécle, calzado Jolly, medias y pañuelos (4).

ILDEFONSO DE LOAYZA.- Agente de cambio según reza el aviso, ubicado en el Portal de Botoneros # 26.

sin título-1-8

PELLERANO, PILOTO Y CIA.- Con dos locales en la Plaza Mayor: en el Portal de Botoneros # 32 y en el Portal de Escribanos . Como lo indica el anuncio, su especialidad eras los CORSEES A LA PERSEPHONE. Pero además, contaba con mercadería muy variada, como: “abanicos, ajuares, alpacas negras y de color llanas y labradas, abalorios, azahares, batistas, blondas, bramante de hilo y de algodón, batas, brillantina, cachemira de la India y de Escocia, cachemira negra para mantas, calzoncillos y camisetas de algodón y lana, casimires, choleta, confecciones corbatas, coronas, cortes bordados, colchas, cortinas de Guipur y de muselina, corsces, crespón, cuellos, cotines, cambray, cretonas para trajes y camisas, cretonas para muebles y cortinas, damasé de seda y de algodón, damasco de hilo y de algodón, driles, encajes de seda y algodón, estopilla, entretela, felpa blanca y a listas, flecos, franela de algodón y de lana, frazadas, género de seda, groses, granadina negra y de colores, de lana y de algodón, guantes de seda y de preville, gorritas, jerseys, mantillas de seda, medias, medias, merino, muselina de color, muselina negra para mantas, rolan blanco y punzó, oxford, pañelos de seda, de hilo y de algodón, paños de  cara, pasamanería de toda clase, peinadores, percalas para trajes y para camisas, percalinas popelinas de seda y de algodón, puños, piqué llano y afranelado, ponchos, platillas, pellerinas, pana, raso de seda y de algodón blanco, sederías, servilletas de hilo y de algodón, sobrecamas, sobremesas, sombreros,  sombrillas, tela, imperial, terciopelos de seda y de algodón, tiras bordadas, tocuyos, tules, vapor de lana, velo de monja con guarda calada, velos para novias, vestiditos para niños y otras“.

sin título-1

Estos almacenes, según indicaban en un aviso, ofrecían “por cada 5 soles que gaste todo comprador tendrá derecho a un regalo; por cada diez soles, además del número correspondiente de regalos se le obsequiará un boleto de la GRAN RIFA DE LAS ESTATUAS VENECIANAS hechas expresamente por orden de nuestra casa propia en Paris RUE MARTEL 5 BIS“.

sin título-1-9

CASA DE PRESTAMO DE A. OPISSO Y CIA.- Ubicada en el número 44. Aviso publicado en la edición de El Comercio del 28 de noviembre de 1878.

sin título-1-17

OTROS NEGOCIOS EN EL PORTAL DE BOTONEROS

LA SALA DE LECTURAS COMERCIALES

Heinrich Witt en su libro “Diario 1824-1890”, describe así a  la Sala de Lectura Comerciales:

“Tres o cuatro veces, en el transcurso del mes, yo pasaba alrededor de una hora en el Salón de Lecturas Comerciales, entreteniéndome con la cuidadosa lectura de diarios europeos…….Había mesas de billar y en las noches se jugaba naipes con apuestas muy bajas…Este Salón de Lectura consistía en varias habitaciones en el segundo piso de una casa en la esquina del Portal de Botoneros y la calle de Bodegones (6)”. 

No he encontrado mayor información sobre este local fuera del mencionado, pero por su ubicación, supongo que fue el local que tomaron en alquiler el Club de la Unión hacia 1868.

NEGOCIOS VARIOS

Según indica Manuel A. Fuentes en su GUÍA HISTÓRICO-DESCRIPTIVA ADMINISTRATIVA, JUDICIAL Y DE DOMICILIO DE LIMA, en dicho portal también se ubicaron los siguientes negocios:

  • ALMACENES Y TIENDAS DE ARTÍCULOS DE MODAS PARA SEÑORAS (Artículos de París)
    • Escurra y Cazillac (Portal de Botoneros 186)
    • Croucherie y Cia. (Portal de Botoneros 269)
    • Vital Goudey (Portal de Botoneros 256)
  • AGENTES DE NEGOCIOS MERCANTILES
    • Federico Villarán (Portal de Botoneros 257)
  • PRESTAMISTAS
    • Pablo Condorena (Portal de Botoneros 194)
  • MAESTROS DE PIANO
    • Manuel Mengró (Portal de Botoneros 190)
  • TIENDA DE INSTRUMENTOS Y PAPELES DE MÚSICA, DE ÚTILES DE ESCRITORIO Y DE PINTURA
    • Julio Pozzuoli (Portal de Botoneros 191)

 

PASAMANEROS

Era pues, el Portal de Botoneros el lugar donde se concentraban por excelencia los bordadores, no necesariamente con locales comerciales. Prueba de ello es la relación que se publica en la GUIA HISTORICO-DESCRIPTIVA ADMINISTRATIVA, JUDICIAL Y DE DOMICILIO DE LIMA. Año 1860 de Manuel A. Fuentes:

FOTO 14

sin título-1

El Portal de Botoneros (así como el de Escribanos), fue una de las vías comerciales más importantes de Lima y por lo tanto forman parte de nuestra historia. Los negocios que allí se ubicaron nos da una idea de como fue la ciudad en aquel entonces así como los usos y costumbres de la época. En un próximo artículo hablaremos sobre el Portal de Escribanos y los negocios que allí se dieron.

NOTAS

(1) LIMA por Facundo Miguez. SEMANARIO PINTORESCO ESPAÑOL N° 3 DEL 21.01.1849.

(2) OBRAS CIVILES EN LIMA DURANTE EL SIGLO XVII por Antonio San Cristobal sebastian.

(3) GUIA HISTORICO-DESCRIPTIVA ADMINISTRATIVA, JUDICIAL Y DE DOMICILIO DE LIMA. Año 1860 por Manuel A. Fuentes.

(4) LIMA A FINES DEL SIGLO XIX por Victor M. Velásquez Montenegro. Universidad Ricardo Palma. 2008.

(5) LA OCUPACION DE LIMA 1881-1883 ASPECTOS ECONOMICOS por Margarita Guerra Martiniere.

(6)  DIARIO 1824-1890 – UN TESTIMONIO PERSONAL SOBRE EL PERU DEL SIGLO XIX. Volumen II. Por Heinrich Witt.

 BIBLIOGRAFIA

  1. LIMA A FINES DEL SIGLO XIX por Victor M. Velásquez Montenegro. Universidad Ricardo Palma. 2008.
  2. LIMA por Facundo Miguez. Semanario Pintoresco Español N° 3 del 21.01.1849.
  3. GUIA DE DOMICILIO DE LIMA PARA EL AÑO 1864 por Manuel Atanasio Fuentes
  4. GUIA HISTORICO-DESCRIPTIVA ADMINISTRATIVA, JUDICIAL Y DE DOMICILIO DE LIMA. Año 1860 por Manuel A. Fuentes.
  5. LOS VELOS Y LAS PIELES por Alicia del Aguila
  6. LA OCUPACION DE LIMA 1881-1883 ASPECTOS ECONOMICOS por Margarita Guerra Martiniere.
  7. OBRAS CIVILES EN LIMA DURANTE EL SIGLO XVII por Antonio San Cristobal Sebastian.
  8. DIARIO 1824-1890 – UN TESTIMONIO PERSONAL SOBRE EL PERU DEL SIGLO XIX. Volumen II. Por Heinrich Witt.
  9. Revista LIMA ILUSTRADA

OBRAS QUE NUNCA SE REALIZARON (Parte I)

LA FUENTE MONUMENTAL DE LA PLAZA DE ARMAS DE AREQUIPA

Al inicio del siglo XX, en 1907 hubo un proyecto para remodelar la Plaza de Armas de Arequipa, el cual consistía en retirar la fuente colonial donada por el obispo Juan Cavero de Toledo en 1735 y su famoso Tuturutú (emblemático personaje que corona la pila) y reemplazarla por lo que le dieron por llamar: La Fuente Monumental. Acompáñenme a conocer esta historia de una obra que nunca se hizo.

AQP 01
Fuente: Colección de Edward A. Flint – Southern Methodist University – Central university Libraries – DeGolyer Library

En aquel entonces, el Alcalde era Eleodoro M. del Prado, quien inició el proyecto, el cual incluía no solo el cambio antes mencionado, sino también el cambio del pavimento, colocación de bancas y construcción de los portales. No era la primera vez que iba a ser retirada la pileta y el Tuturutú, ya que a finales del siglo XIX se había también retirado (1).

AQP 06
Fuente: Revista Ilustrada ACTUALIDADES – Año V – # 238 del 19.10.1907

Pero el principal cambio que iba a producirse en la Plaza de Armas era la erección de La Fuente Monumental.

“El proyecto fue encargado al joven artista mistiano don Natalicio R. Delgado, quien había realizado estudios en las principales academias y museos de Europa, así como en la República Argentina….(2)”

AQP 08
Fuente: Revista Ilustrada ACTUALIDADES – Año V – # 238 del 19.10.1907

 

MEMORIA DESCRIPTIVA DEL MONUMENTO

A continuación la memoria descriptiva del Monumento, el cual según el proyecto sería  esculpida en mármol de Carrara, redactada por su autor.

“El emplazamiento tiene la forma de semicírculo, formado por una escalinata que consta de cinco escalos salientes en curva por la parte anterior, cuyo pequeño emplazamiento sintetiza los fines arquitectónicos de estilo, y al mismo tiempo se adapta para los días de retreta. Al terminar los cinco escalones principales, se levanta una verja arquitectónica rodeando el emplazamiento en la misma forma semicircular.

En las extremidades de la parte anterior de la segunda escalinata levántase aisladamente dos columnas triangulares de ocho metros de alto cada una. En la parte culminante de las columnas aparece un farol de bronce conteniendo tres focos de luz eléctrica, de 32 bujías cada uno.

En el plinto anterior aparece la figura alegórica de Arequipa: está simbolizada por una mujer joven, semidesnuda, sentada sobre una roca y reposando el brazo derecho sobre el león. La roca sobre la cual reposa el león es una especie de cascada por la cual surtirán diversos canales de agua; además, para completar el juego de agua, surtirá ésta tambien por boca y narices del león.

A mitad de la columna del frontispicio, caracteriza el escudo de Arequipa, como emblema de esta ciudad (2).

AQP 02
Fuente: Revista Ilustrada ACTUALIDADES – Año V – # 238 del 19.10.1907

“En la parte opuesta a la alegoría de Arequipa figura el grupo histórico de la Patria. En primer término, se destaca gallardamente la figura de una mujer en actitud de recobrar valor para levantarse con la frente erguida como desafiando a sus adversarios. Tras de la figura aparece el ángel de la inmortalidad, esfumándose como una visión e indicándole el sublime pensamiento de la gloria. El pedestal en el cual se levanta la estatua de la Patria, se encuentra cubierto de laureles y trofeos de las armas del Perú (2)”.

AQP 07
Fuente: Revista Ilustrada ACTUALIDADES – Año V – # 238 del 19.10.1907

“Lateralmente, osea en la parte derecha de la Patria, está el Progreso, simbolizado por una figura de joven bello, que surge de un bosque, inclinado hacia adelante y en actitud de caminar; advirtiendo que en la mano derecha eleva una antorcha clásica, como símbolo del progreso (2)”.

AQP 04
Fuente: Revista Ilustrada ACTUALIDADES – Año V – # 238 del 19.10.1907

“A la parte derecha del frontispicio del monumento, el grupo de la Fama, como unidad total del conjunto (2)”.

AQP 05
Fuente: Revista Ilustrada ACTUALIDADES – Año V – # 238 del 19.10.1907

 

¿QUÉ PASO CON EL PROYECTO?

El retiro de la fuente incluyendo el Turututú, no fue bien recibido por la población (3), y si a esto le sumamos la falta de fondos para su realización, el resultado fue que el proyecto de la Fuente Monumental se dejó de lado. Finalmente la Plaza de Armas fue inaugurada sin ninguna ornamentación en la parte central como puede observarse en la siguiente foto.

AQP 09

La FUENTE MONUMENTAL DE LA PLAZA DE ARMAS DE AREQUIPA es una obra que finalmente nunca se realizó.

NOTAS:

(1) “Pero la pileta no permaneció siempre en el Centro de la Plaza, pues fue retirada en el año de 1891 y en su lugar fue colocado el monumento de Mariano Melgar, con motivo del Primer Centenario de su muerte, que se cumplió el 8 de noviembre, de 1891. Esto no agradó a la mayoría de habitantes mistianos quienes reclamaron la reposición del Tuturutú y la construcción de un parque para rendir homenaje al prócer arequipeño por lo que la pileta fue colocada nuevamente en 1904, quedando tal como se encuentra actualmente, pero sin las 12 placas que anteriormente tenía en la base, la fuente de agua sirve para saciar la sed de miles de palomas que habitan desde hace mucho tiempo, en la Plaza de Armas, las cuales son también parte del atractivo de este lugar”. Pagína web Linda-Arequipa.

(2) Revista Ilustrada ACTUALIDADES, Año V, # 238 del 19 de octubre de 1907.

(3) Al ser desmontado, fue almacenado en un depósito de la cárcel y colocado nuevamente en su lugar en 1920.

FUENTES:

  • Revista Ilustrada ACTUALIDADES, Año V, # 238 del 19 de octubre de 1907.
  • EL TUTURUTU (La verdadera historia) por Francisco Málaga/Pablo Nicoli Segura. Blog “Siete Esquinas”
  • LA FUENTE DE DON NATALICIO DELGADO. Blog Arequipa Tradicional.

UNA JOYA PERDIDA: LA IGLESIA DE LA COMPAÑÍA DE PISCO

Este artículo lo dedico a Moisés Aquiles Salazar Ascencio, amigo quien falleció durante el trágico terremoto del 15 de agosto del 2007, a pocas cuadras de la Iglesia de la Compañía de Jesús en la ciudad de Pisco.

Los peruanos, y sobre todo los habitantes de las costa central y sur de nuestro país, sabemos que tarde o temprano habrá un terremoto. Es cierto que hay esfuerzos para educar a las personas ante este tipo de catástrofes, ya que preservar la vida es lo principal.

Pero también debemos ser conscientes que un evento de esa naturaleza pone en grave riesgo nuestro patrimonio.

El caso de la destrucción de la Iglesia de la Compañía de Jesús, ubicada en la ciudad de Pisco es un ejemplo de lo que no debe ocurrir con nuestro patrimonio. Conozcamos su historia y lastimosamente, el final de esta joya.

Un poco de su historia.

“Casi a un extremo de la ciudad, esta pequeña iglesia, con sus dos torres, su cúpula y su fachada barroca atrae las miradas del viajero, pero no bien se ha traspuesto el umbral y penetrado en el interior, la admiración se sucede a la curiosidad. Es de una sola nave, con capillas profundas a los lados, crucero y cimborrio. Aunque pequeña hay tanta armonía y proporción en su trazado que la impresión del visitante no puede menos de ser gratísima” (1).

Asi inicia su descripción de la Iglesia de la Compañia de Jesús de Pisco, el reconocido sacerdote jesuita e historiador peruano Rubén Vargas Ugarte, Iglesia que tiene toda una historia marcada por varios terremotos.

foto-16
Fuente: Blog “Ciudad de Pisco Perú”

La primera iglesia que los jesuitas construyeron se ubicó en el valle de Pisco, en la villa de San Clemente de la Mancera de Pisco concluyendose en 1680, la cual fue destruida por el terremoto del 20 de octubre de 1687. La nueva Iglesia se construyó desde 1704 hasta que un 31 de julio de 1721 (fiesta litúrgica de San Ignacio de Loyola) se inaugura aún sin torres ni portadas. En 1723 se concluyen los elementos exteriores y en 1727 se doran el altar mayor y otros dos retablos laterales. Se sabe que fue un maestro de apellido Ortega ya que dejó para la posterioridad su apellido grabado junto con la fecha de 1723 en la fachada.

Esta construcción, con sus remodelaciones a través de los años, es la que sobrevivió hasta el final de sus días.

La Iglesia “muestra una planta en cruz latina con cuatro capillas laterales a cada lado de la nave principal y cúpula en el crucero. Las bóvedas encamonadas fueron construidas con cedro en 1719 por el maestro carpintero Bernardo Bravo” (2).

La fachada, mas incierta que el interior, incluye al centro un motivo barroco de diseño y ejecución criolla, que encuadran dos torres de fustes lisos, coronadas por dos pisos de composición. Al lado del templo pueden aún reconocerse (1940), los restos del antiguo claustro, sostenido por pilastras de forma tan original que no conocemos nada semejante” (3).

foto-02
Fuente: Facebook “Unidad de Cultura Pisco”
foto-17
Fuente: LA ARQUITECTURA EN EL VIRREINATO DE PERU Y EN LA CAPITANIA GENERAL DE CHILE por Alfredo Benavides Rodriguez

Vargas Ugarte describe el interior de la siguiente manera:

“Todos los altares, así el mayor como los laterales son del mismo etilo y dorados. En los de la nave, en lugar de imágenes de talla se ven grandes lienzos, pero los cuatro del crucero, dos en los brazos y otros do más pequeños mirando hacia la nave, tiene efigies esculpidas en madera” (1)

“El retablo principal de tres cuerpos y el sotabanco, ostenta en la parte superior un gran lienzo de la Aparición del Salvador a San Ignacio en el camino de Roma; en el centro una hermosa estatuta de la Purísima de estilo sevillano, el tabernáculo y a los lados, de abajo arriba, San Ignacio y San Francisco Javier y San Luis y San Estanislao” (1)

foto-05
Fuente: “Fundaciones Jesuiticas en Iberoamérica” por Luisa Elena Alcalá

“El púlpito es también notable y la hornacina situada enfrente de él ostenta además de una cruz de madera, una imagen de lienzo de Nuestra Señora de la Misericordia, muy devota, copia de la que milagrosamente sudara en nuestro Colegio del Callao” (1).

foto-03
Fuente: “Fundaciones Jesuíticas en Iberoamérica” por Luisa Elena Alcalá

Una de las característica de esta Iglesia eran sus lienzos en los altares. A continuación cuatro de ellos:

foto-07
Fuente: Facebook “Unidad de Cultura Pisco”
foto-06
Fuente: Facebook “Unidad de Cultura Pisco”

“A un costado de la Iglesia se puede ver también la portada del Colegio, con los muros divididos en casetones y bien delineada, de la cual viene a ser una réplica la de la entrada lateral del templo” (1)

foto-04
Fuente: Blog “Ciudad de Pisco Perú”

“Luego del terremoto del año 1974, que dejó dañada la Iglesia San Clemente, los oficios religiosos durante años se realizaron en la Iglesia de la Compañía, hasta que el templo dañado fue reparado. Posteriormente esta iglesia pasó a manos de la Municipalidad de Pisco, quien organizó conciertos de música clásica en su interior, así como exposiciones culturales. En uno de sus ambientes se guardaron los archivos del Diario La Reforma de Pisco, desde su fundación hasta su cierre” (4).

foto-11
Fuente: Facebook “Unidad Cultura Pisco”

En 1968 el restaurador de arte Teófilo Salazar recuperó 7 cuadros coloniales de esta Iglesia. En la siguiente fotografía podemos observar los cuadros de San Ignacio de Loyola y de San Cayetano de Thiene.

foto-15
Fuente: Blog “Ciudad de Pisco Perú”

Lastimosamente el 15 de agosto del 2007, un terremoto asoló el sur chico de nuestro país, siendo afectado el pueblo de Pisco y, entre sus edificaciones, la hermosa Iglesia de la Compañía de Jesús la cual se derrumbó por completo, quedando solo en pie sus dos pórticos así como el pórtico del colegio.

foto-08
Fuente: “Gaceta Cultural del Perú # 59” Instituto Nacional de Cultura
foto-13
Fuente: “Gaceta Cultural del Perú # 59” Instituto Nacional de Cultura

En segundos, se perdió no solo la edificación sino todo lo que contenía: altares, esculturas, lienzos, etc.

foto-12
Fuente: “Gaceta Cultural del Perú # 59” Instituto Nacional de Cultura
foto-14
Fuente: “Gaceta Cultural del Perú # 59” Instituto Nacional de Cultura

La eliminación de los desmontes ocasionados por los derrumbes fue muy rápida, lo que no dio tiempo, como lo indicó el Instituto Nacional de Cultura, para que entre los escombros, se pueda recuperar algunas de las obras de arte que allí se guardaban. Lastimosamente todo se perdió.

foto-09
Fuente: “Gaceta Cultural del Perú # 59” Instituto Nacional de Cultura

La destrucción de la Iglesia de la Compañía de Jesús en la ciudad de Pisco ha sido una pérdida irreparable y nos ha dejado una triste lección: o no tenemos un plan de rescate de patrimonio mueble o inmueble para este tipo de tragedias a la cual no estamos ajenos, o no sabemos como ponerlo en práctica.

Pisco y el Perú no solo perdió su patrimonio sino que perdió parte de su historia. Aprendamos de esta trágica lección para que no vuelva a repetirse.

Notas

(1)  LOS JESUITAS DEL PERU Y EL ARTE por Ruben Vargas Ugarte. Lima 1962.

(2) Tesis Doctoral: BOVEDAS ENCAMONADAS: ORIGEN, EVOLUCION, GEOMETRIA Y CONSTRUCCION ENTRE LOS SIGLOS XVII Y XVIII EN EL VIRREINATO DE PERU por Arq. Pedro Augusto Hurtado Valdez. Madrid. 2011

(3) LA ARQUITECTURA EN EL VIRREINATO DE PERU Y EN LA CAPITANIA GENERAL DE CHILE por Alfredo Benavides Rodriguez. Tercera Edición. 1968. Chile.

(4) TERREMOTO DE PISCO: HISTORIA DE DOLOR Y ESPERANZA. Hector Walter Chavez Saavedra. 2009.

Agradecimiento:

A la página de facebook “Unidad de Cultura Pisco” por autorizar compartir  una pequeña parte de su archivo fotográfico sobre la Iglesia de la Compañía de Jesús de Pisco, registro fotográfico basado en un documento titulado Registro del Patrimonio Artístico Mueble de la Iglesia de la Compañía de Pisco del año 1992, elaborado por la Dirección General de Inventario, Catalogación e Investigación del Patrimonio Cultural del desaparecido Instituto Nacional de Cultura.

Bibliografía

  • LOS JESUITAS DEL PERU Y EL ARTE por Ruben Vargas Ugarte. Lima 1962.
  • FUNDACIONES JESUITICAS EN IBEROAMERICA por Luisa Elena Alcalá
  • LA IGLESIA DE LA COMPAÑIA DE PISCO por Antonio San Cristóbal S. Boletín del Instituto Riva Agüero N° 16, Lima. 1989.
  • TERREMOTO DE PISCO: HISTORIA DE DOLOR Y ESPERANZA. Hector Walter Chavez Saavedra. 2009.
  • LA ARQUITECTURA EN EL VIRREINATO DE PERU Y EN LA CAPITANIA GENERAL DE CHILE por Alfredo Benavides Rodriguez. Tercera Edición. 1968. Chile.
  • Tesis Doctoral: BOVEDAS ENCAMONADAS: ORIGEN, EVOLUCION, GEOMETRIA Y CONSTRUCCION ENTRE LOS SIGLOS XVII Y XVIII EN EL VIRREINATO DE PERU por Arq. Pedro Augusto Hurtado Valdez. Madrid. 2011.
  • UNIDAD DE CULTURA PISCO (https://www.facebook.com/unidadculturapisco/)
  • GACETA CULTURAL DEL PERU # 29 – Octubre del 2007. Instituto Nacional de Cultura.

FRANCISCO GONZALEZ GAMARRA: Un artísta que debe ser recordado

“Gonzalez Gamarra es un artista en el noble y amplio concepto del vocablo, un verdadero enamorado de la Belleza a quien la belleza ha otorgado el don precioso de sus medios de expresión” (1).

Así describía la Revista Variedades a su nuevo dibujante que había ganado un concurso promovido por esta casa editorial para hacer sus caricaturas y dibujos diversos. Francisco González Gamarra fue natural del Cuzco (nació el 04 de junio de 1890), hijo de Tomás González Martínez y Epifanía Gamarra. Estudió en el Colegio San Antonio Abad y en el Colegio Americano. Ingresa a la Universidad Nacional San Antonio de Abad de su ciudad, pero al ganar el concurso de Variedades, viajó a Lima.

diapositiva18

“En la redacción de Variedades conoce y hace amistad con Teófilo Castillo quien prologa un primoroso Album de Dibujos a Pluma sobre Lima, fechado en 1915, elogiando las dotes del joven artista. También le dedicará diversas críticas de arte aparecidas en sucesivos números de Variedades. José Gálvez, por su parte, condiscípulo suyo en las aulas de la Facultad de Letras y amigo de la familia Gamarra-Hernández escribirá unas páginas muy elogiosas sobre el artista y sus Dibujos a Pluma de Lima en la Revista Variedades” (2).

A continuación cuatro de los dibujos a pluma publicados en la Revista Variedades. Notese la exquisitez de los detalles.

diapositiva1

diapositiva2

diapositiva3

diapositiva4

El ambiente laboral que vivió durante sus años en Variedades contribuyó en el desarrollo sus pasiones: la pintura, la música, la cultura en general.

diapositiva17
CAMBIO DE VARAS (superior izquierda), SAN JERÓNIMO EN EL ANDA (inferior izquierda) y CONVENTO DE SANTO DOMINGO DEL CUSCO (derecha). Fuente: web PINTORES LATINOAMERICANOS.

Dice Alberto Tauro del Pino: “Cultivó el retrato según las concepciones equilibradas del academicismo; logró singulares aciertos en la restauración de escenas históricas (p. ej., la fundación de Lima, la fundación española de Cuzco, el cabildo de la Independencia), en las cuales asoció el estudio psicológico de los personajes a la pulcritud y la veracidad de la composición; en acuarelas y aguafuertes supo captar escenas, tipos y lugares, denotando dominio de la técnica y penetración interpretativa”.

Uno de sus cuadros mas famosos es “La Fundación de Lima”.

diapositiva19

Pero también son famosos los retratos que pintó del Inca Garcilaso de la Vega.

“Al pintor peruano (1890-1972) le sorprendió la única imagen que hasta entonces se conocía del escritor, un retrato de la Escuela Cuzqueña que contempló en la Biblioteca de la Universidad de Cuzco. «Representa a Garcilaso de cuerpo entero, con casco y plumas, peluca larga, sosteniendo, con el brazo izquierdo, una rodela y empuñando, con la derecha, el pomo de su espada. Una banda cruza su armadura; las escarcelas sobre un faldellín con encajes; medios pantalones cubiertos con rodilleras y garbines. Es un soldado, medio arcángel, en actitud de combatir», describió González Gamarra” (3).

diapositiva21

Sobre Garcilaso, Gonzáles Gamarra escribiría: “Si en vida no tuvo un pintor que hiciera su retrato, 274 años después de su muerte apareció un paisano suyo dispuesto a pintarle, no sólo un retrato sino cien retratos más de ser posible” (3).

Francisco Gonzales Gamarra fue el último artista que ha plasmado en sus cuadros, momentos de nuestra historia asi como personajes históricos. Sus obras se pueden ver en la Municipalidad de Lima, en el Banco Central de Reserva, en la Biblioteca nacional, en el Club Nacional, en le Congreso de la República, en la Municipalidad del Cuzco, en la Catedral del Cuzco, en el palacio Arzobispal del Cuzco, en la Casa del Inca Garcilazo de la Vega en el Cuzco, en la hispanic Society of America de New York (20 lienzos), en el Ellis Sopper Colection de New York (10 lienzos) y en Paris (mas de 50 obras en colecciones particulares).

Este notable artista falleció a la edad de 82 años en Lima, el 15 de julio de 1972. Y es un artista que debe ser recordado.

Notas:

(1) GONZALEZ GAMARRA ARTISTA por José Galvez. Revista Semanal Ilustrada Variedades del 03 de enero de 1914.

(2)  FRANCISCO GONZÁLES GAMARRA:UNA TEORIA DEL ARTE PERUANO Luz González Umeres (http://textos.pucp.edu.pe/pdf/2039.pdf)

(3) EL ARTISTA QUE PUSO ROSTRO AL INCA GARCILASO DE LA VEGA. (http://www.abc.es/cultura/abci-artista-puso-rostro-inca-garcilaso-vega-201604090127_noticia.html).

Bibliografía:

DURANTE SU CONSTRUCCION – II parte

Gracias a las fotografías que en periódicos, diarios y revistas se publicaron a inicios del siglo XX, tenemos información visual sobre momentos históricos, sobre personas y sobre edificaciones ocurridos durante esos años. Con la ayuda de esas fotos hemos tenido conocimiento de la evolución del ambiente urbano.

En este artículo, cuya primera parte publicáramos hace unos meses (DURANTE SU CONSTRUCCION), he seleccionado veinte fotos de lugares y edificaciones durante su construcción. ¿Las reconoces? Las respuestas al final del artículo.

FOTO N° 1:

Para empezar una muy fácil, en una céntrica avenida. Desde su construcción estuvo ligada a la economía.

diapositiva1

FOTO N° 2:

Cuantas tardes de gloria has sido testigo, pero también cuantas lágrimas has visto derramar entre tus espectadores.

diapositiva2

FOTO N° 3:

Otra monumental obra construida en la década del 50 del siglo XX.

diapositiva3

FOTO N° 4:

Empiezan las complicaciones. Esta construcción data de 1924 y fue un regalo de un país amigo con motivo del Centenario de nuestra Independencia.

diapositiva4

FOTO N° 5:

Finales de la construcción de un céntrico edificio. Un dato: la torre de una Iglesia o Convento o Monasterio a continuación.

diapositiva5

FOTO N° 6:

Construcción de uno de los monumentos que adorna un gran parque en Lima. Rodeado de palmeras y abundante vegetación.

diapositiva6

FOTO N° 7:

Monumento esperando el momento de ser develado en el distrito de La Victoria.

diapositiva7

FOTO N° 8:

Edificio diseñado por el arquitecto Ricardo de Jaxa Malachowski. Actualmente sede de un museo.

diapositiva8

FOTO N° 9:

Construcción de un edificio

diapositiva9

FOTO N° 10:

Otro edificio ubicado en la Avenida Alfonso Ugarte.

diapositiva10

FOTO N° 11:

Regalo por una colonia extranjera con motivo del Centenario de nuestra Independencia.

diapositiva11

FOTO N° 12:

Monumento conmemorando el sacrificio de anónimos soldados de una guerra.

diapositiva12

FOTO N° 13:

Una de las avenidas mas importantes en la actualidad.

diapositiva13

FOTO N° 14:

Debe ser una de las fotos mas antiguas de Lima, de la construcción de un edificio ubicado cerca a la Muralla de Lima.

diapositiva14

FOTO N° 15:

Últimos toques a un Monumento erigido en un descampado.

diapositiva15

FOTO N° 16:

Entre chacras, este grupo de personas se reune para colocar la primera piedra de lo que es actualmente una importante vía.

 diapositiva16

FOTO N° 17:

Acto inaugural de un edificio aún inconcluso.

diapositiva17

FOTO N° 18:

Construcción de un edificio que albergó un célebre café-cine-bar.

diapositiva18

FOTO N° 19:

Lugar hoy muy cambiado. Si bien es cierto el parque de la izquierda todavía continua, el local de la derecha es un elegante hotel.

diapositiva19

FOTO N° 20:

La paz y tranquilidad de la zona no se parece al actual bullicio de la zona. Apertura de una transitada Avenida.

diapositiva20

RESPUESTAS

FOTO N° 1:

diapositiva21

Ministerio de Hacienda y Comercio (luego Ministerio de Economía y Finanzas, y hoy alberga dependencias del Poder Judicial), diseñado por el Arquitecto Guillermo Payet, construido durante el gobierno del General Odria luego del ensanche de la Avenida Abancay. En su interior podemos ver un mural de Teodoro Núñez Ureta.

FOTO N° 2:

diapositiva22

Torre de Homenajes del Estadio Nacional, construido conjuntamente con el Estadio Nacional, durante el gobierno del General Odría.

FOTO N° 3:

diapositiva23

Otra de las obras monumentales durante el gobierno del General Odría: el Ministerio de Trabajo y Asuntos Indígenas, ubicado en la Avenida Salaverry.

 FOTO N° 4:

diapositiva24

Varios países amigos hicieron regalos con motivo del Centenario de nuestra Independencia Nacional. Y entre ellas destacó el Arco Morisco, regalo de la colonia española. Cabe aclarar que empezó a construirse en agosto de 1921, inaugurado en julio de 1924 y derrumbado en el año 1938 para ampliar la actual Avenida Arequipa.

 FOTO N° 5:

diapositiva25

Transcribo la leyenda de la foto: “En primer término y a la fecha ya terminado, se destaca el hermoso edificio propiedad de la Cerro de Pasco Copper Corporation, construido por Frederick Snare Corp. Por sus proporciones y arquitectura es uno de los mejores edificios modernos de Lima. Ocupa un área de 500 metros cuadrados y se compone de amplio sótano o piso inferior y los cuatro altos que muestra el grabado. Los dos primeros serán integramente ocupados por The International Petroleum Co., y los dos superiores por la Cerro de Pasco Copper Corporation”. A continuación el Monasterio de Nuestra Señora de la Encarnación, hoy demolido.

FOTO N° 6:

diapositiva26

Otro de los obsequios con motivo del Centenario de nuestra independencia: la Fuente China obsequio de la colonia China. Hecha en Italia por el escultor Mario Vannini, está ubicada en el Parque de la Exposición.

FOTO N° 7:

diapositiva27

Monumento al Presidente de la República, don Augusto B. Leguía en la plaza de su mismo nombre en el distrito de La Victoria. El monumento fue obra de David Lozano. Hoy es la Plaza Manco Capac.

FOTO N° 8:

diapositiva28

Foto de la construcción del Museo Nacional de la Cultura Peruana ubicada en la Avenida Alfonso Ugarte. Fue fundado en 1946 por el historiador y etnólogo Luis E. Valcárcel. El local diseñado por el arquitecto Ricardo de Jaxa Malachowski, fue construido inicialmente para albergar la colección del filántropo trujillano Víctor Larco Herrera.

FOTO N° 9:

diapositiva29

Construcciónn del edificio ubicado con frente al Paseo de los Heroes Navales, abarcando desde el Jirón de la Unión y el Jirón Carabaya. Es obra del arquitecto Ricardo de jaxa Malachowski.

FOTO N° 10:

diapositiva30

La construcción de este nosocomio se inició en 1915 y fue inaugurado el 11 de diciembre de 1924, bajo el nombre de Hospital Arzobispo Loayza, en honor a su fundador. El personal y equipo del hospital Santa Ana fué trasladado a este nuevo hospital.

FOTO N° 11:

diapositiva31

El reloj ubicado en el Parque Universitario fue regalo de la colonia alemana con motivo del Centenario de nuestra Independencia. La construcción de la torre-reloj estuvo a cargo del arquitecto alemán Friedrich Jordan Barkholtz (natural de Hamburgo, cuyo hermano Erwin Jordan Barkholtz residía en Chanchamayo, Junín-Perú) y la firma de ingenieros Dunkelberg y Pellry. La Torre-Reloj fue inaugurada el 10 de julio de 1923.

FOTO N° 12:

diapositiva32

El Monumento al Soldado Desconocido, comprende un obelisco de piedra de 22 metros con una estatua en bronce pintada de color verde olivo con la imagen de un soldado peruano portando la Bandera Nacional. La estatua es obra del escultor Luís Felipe Agurto Olaya. La parte arquitectónica fue ejecutada por el capitán de ingenieros Teodorico Terry García. En los lados de la base figuran sendas placas alegóricas de bronce, con bajos relieves que escenifican la heroica defensa de los soldados peruanos contra el ataque Chileno en las Batallas de San Juan y Miraflores.

FOTO N° 13:

diapositiva33

Trabajos en lo que es la actual Avenida Arequipa, en su llegada al distrito de Miraflores.

FOTO N° 14:

diapositiva34

Dice la leyenda de la foto: “Vista de la Penitenciaria durante su construcción en los años de 1856 a 1862”. Fue construida por el Presidente Ramón Castilla e inaugurada en 1862. El edificio es diseño del arquitecto Michele Trefogli y Maximiliano Mimey.

FOTO N° 15:

diapositiva35

El monumento al General José de San Martín, obra del escultor español Mariano Benlliure, en donde representa al General cruzando los andes a caballo. Aún cuando fue inaugurado el 27 de julio de 1921 podemos ver en esta foto que mas de un año antes, ya el monumento estaba prácticamente listo.

FOTO N° 16:

diapositiva36

Primera piedra de la que sería la Avenida Leguía y actualmente, la Avenida Arequipa.

FOTO N° 17:

diapositiva37

La Estación de Desamparados es la antigua estación de trenes de Lima y fue la primera obra pública diseñada por el arquitecto peruano Rafael Marquina. Se ubica en el jirón Ancash, en la parte posterior del Palacio de Gobierno. Actualmente es la sede de la Casa de la Literatura Peruana.

FOTO N° 18:

diapositiva38

Propiedad de don Genaro Barragán, y obra de los hermanos Guido y Rinaldo Masperi, este hermoso edificio está ubicado en la esquina de la Avenida Emancipación y Jirón de la Unión. Albergó el famoso café “Palais Concert”, lugar de tertulia de la sociedad intelectual limeña de aquel entonces.

FOTO N° 19:

diapositiva39

La actual Avenida España (entre el Paseo de los Héroes Navales y la Avenida Garcilaso de la Vega) donde se puede ver a la derecha el muro del Panóptico y hacia la izquierda la Portada de Neptuno, uno de los ingresos en aquel entonces, al Parque de la Exposición.

FOTO N° 20:

diapositiva40

Fotografía tomada desde el Monumento al 2 de Mayo. Al fondo, la demolición de casas para abrir lo que es la actual Avenida Colmena.

Espero que les haya gustado esta selección de fotos.