EL CRISTO DE LA CAPILLA DE LA CASA HACIENDA VILLA HERMOSA DE CAQUI CUMPLE 150 AÑOS

Hace cinco años conocí la Casa Hacienda Villa Hermosa de Caqui, ubicada en el centro poblado Caqui, en el distrito de Aucallama, provincia de Huaral, departamento de Lima (Perú), de la cual he escrito un artículo (https://dtipian.wordpress.com/tag/hacienda-caqui/) . En la sacristía de lo que queda de su Capilla, hay una pintura mural que representa a un Cristo, y en su parte inferior escrita una cita: “Ce pintó el Ciete de Marzo de 1869” (1). Hoy se cumplen 150 años de dicha fecha, por lo que “Los apuntes de Daniel” decidió visitar nuevamente el lugar justo en la fecha de su sesquicentenario. Aquí la crónica.

Casa Hacienda Villa Hermosa de Caqui

Esta es la casa hacienda. Tiene una galería casi en todo su frontis, y en el extremo izquierdo se encuentra ubicada la capilla. Ya expliqué en anterior artículo la historia de la casa hacienda asi como su descripción. Hoy nos toca ir a la capilla.

Capilla de la Casa Hacienda Villa Hermosa de Caqui

Al ingresar, uno se queda anonadado ante el espectáculo que ofrece esta pequeña capilla: todas las paredes cubiertas de pintura mural.

Interior de la Capilla de la Casa Hacienda

Al lado derecho del altar mayor pueden ver una pequeña puerta, que conduce a una habitación muy pequeña (menos de 4 m2) que parece fue utilizada como Sacristía, la cual en una de sus paredes tiene una hermosa pintura mural: Un Cristo crucificado.

A pesar de los años en que se encuentra abandonada, está en relativo buen estado. En la parte inferior derecha podemos leer:

“Ce pintó el ciete de Marzo de 1869”

Ciento cincuenta años desde que se pintó. Y el único homenaje fue la visita de un grupo de amigos amantes de la conservación del patrimonio de nuestro país.

No he encontrado datos sobre cuando se construyó la Casa Hacienda, solo un dato general: siglo XIX:

Durante el siglo XIX la hacienda pasó por varias manos, entre ellas las de Pedro Castro Saldívar, quien construyó la casa hacienda que hasta hoy existe en Huaral. Esta poseía, además de la casa principal, viviendas para los empleados, oficinas, almacenes, rancherías y servicios para los peones o trabajadores y corrales para los animales ( INMIGRANTES CHINOS Y JAPONESES. Blog de Alberto Colán Falcón).

Por lo tanto, tampoco he encontrado información sobre la pintura mural ¿Quién sería el anónimo pintor? ¿Sería el mismo que pintó la galería de la Casa Hacienda? ¿cuál sería su nacionalidad? ¿Se inspiró en alguna pintura?

En el mes de diciembre, visitamos Cuzco, y cuando ingresé a la Sacristía de la Catedral de Cuzco, lo primero que me llamó la atención fue un cuadro que estaba en un lugar de honor: un Cristo Crucificado que, según recordaba, era muy similar al de la Capilla de Caquí. Pregunté a la guía y me informó que era una copia anónima del Cristo de Van Dyck. Con esa información dando vueltas a la cabeza, abandoné la espectacular Catedral. Y me puse a buscar información sobre dicha pintura.

Sacristía de la Catedral del Cuzco.
Fuente: “Tesoros de la Catedral del Cuzco” del Arzobispado del Cuzco – Dirección Descentralizada de Cultura de Cuzco – Telefónica del Perú.

Ingresé a la página del “Museo Nacional Thyssen-Bornemisza” de Madrid (España), y encontré esta descripción:

“A su retorno a Amberes tras su estancia en Italia, Anton van Dyck pintó varias Crucifixiones destinadas a diversas iglesias de la ciudad. En relación con esos cuadros de altar pintó otros de tamaño menor en los que, prescindiendo de las figuras auxiliares, se representa sólo a Cristo en la cruz. Destinadas probablemente a la devoción privada, estas imágenes se concentran en la soledad del Redentor en el momento de su agonía, cuando se queja del abandono de su Padre.

Varias versiones de esta composición se consideran obras de taller o de escuela. La versión autógrafa de referencia es la que se conserva en el Koninklijk Museum voor Schone Kunsten de Amberes. De ella sabemos que fue realizada por Van Dyck en 1627 para el prior del convento de los agustinos de la ciudad”.

A la izquierda el Cristo de la Capilla de Caqui. A la derecha, el Cristo de Van Dyck del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza (Madrid – España)
A la izquierda el Cristo de la Capilla de Caqui. A la derecha, el Cristo de Van Dyck del
Koninklijk Museum voor Schone Kunsten (Amberes – Bélgica)

Si uno compara cualquiera de las dos pinturas, encontrará semejanzas con la pintura mural de la capilla, por lo que puedo suponer que el pintor se basó en alguna estampa de cualquiera de ellas para realizarla.

Ha sido muy emocionante estar en ese lugar en una fecha tan especial. Esta Casa Hacienda, la cual tiene una réplica en el “Little World Museum of Man” (Inuyama, Aichi, Japón),  se encuentra en estado de abandono. La difusión de su existencia hará que las autoridades presten atención para lograr la recuperación conservación de este magnífico lugar.

No se olviden: cuando visiten Huaral, no dejen de ir a la Casa Hacienda Villa Hermosa de Caqui. Se lo recomiendo.

NOTAS

(1) Se ha respetado la ortografía de la cita.

Anuncios

Algunos Comprobantes de Pago de negocios en la Lima de 1901

En los últimos meses del año pasado, tuve la oportunidad de poder revisar el libro de COMPROBANTES DE CAJA del Concejo Provincial de Lima, del mes de Agosto de 1901. Y caramba si me sorprendí: hermosos logotipos, interesantes negocios con sus respectivas ubicaciones, etc. Y como me gustaron, los comparto. Acompáñenme a ver algunos de ellos.

Almacén de Artículos Fotográficos y Útiles de Escritorio” de Miguel S. Bowen, ubicado en Calle de La Virreyna # 183.
Comprobante de pago de la FUNDICION DE SAN JACINTO de Tomas Schofield, ubicado en la Calle de Quinca # 85. Es interesante este comprobante porque indica que se contrata la fabricación de “30 macetas de fierro fundido según muestra”.
Depósito de Pintura de Juan Monteverde. ubicado en la esquina de Filipinas y Pileta de La Merced.
Detalle del logotipo del comprobante de pago de la “Gran Sombrerería Italiana M. Crevani & Co.” Incluye la fachada del local ubicado en Mercaderes # 158-160.
Comprobante de pago de la “Gran Sombrerería Italiana M. Crevani & Co.
Recibo emitido por la SINDICATURA DEL MONASTERIO DE NAZARENAS, por el “arrendamiento del mercado Aurora que ocupa en la calle de Caballos”.
Comprobante de pago de la FUNDICION DE ACHO de Ricardo Ashford, ubicada en la calle del Marañón ” 261 (Alameda de Acho) en el actual distrito del Rimac.
Interesante recibo por tres soles de plata, “por el valor de una mula vendida para el consumo de los animales”. Probablemente sea para alimentar las del Zoológico que quedaba en el Parque de la Exposición.
Detalle del logotipo del comprobante de pago del HOTEL MAURY.
Comprobante de pago del HOTEL MAURY.
ALMACEN Y DEPOSITO DE MAQUINARIAS G. MENCHACA Y CIA. LIMA, ubicada en la Calle Plateros de San Agustín # 134. Lima.

PUENTE DE PIEDRA: Algunos cambios con el tiempo

Había escuchado que el PUENTE DE PIEDRA había tenido cambios en el transcurso de su existencia: se había ensanchado, había crecido en longitud, había cambiado su mobiliario urbano, etc. Pero algo que no sabía, y no me había percatado comparando las fotos antiguas que existen, es el cambio que hubo en su primer arco. ¿Me acompañan a averiguarlo?

Ver detalle del primer arco del Puente de Piedra. Fotos: Blog “Lima La Única”

Leyendo, siempre leyendo, el diario LA CRÓNICA, del viernes 14 de marzo de 1913, encuentro un artículo interesante, que lo transcribo, para asi aprender mas sobre la historia del mas antiguo puente sobre el Rimac, que hasta el día de hoy se conserva.

EN EL PUENTE DE PIEDRA

El Puente de Piedra, una de las construcciones que dejan a´+un en Lima recuerdos de la época colonial, ha sentido obrar sobre uno de sus arcos la acción de la piqueta demoledora, que la Peruvian Corporation comisionara para ensancharlo haciendo desaparecer la curvatura del arco y convirtiendo en un pórtico cuadrado aquel lugar, por debajo del cual deben atravesar dos líneas de rieles, una de ellas, destinada á uno de los ferrocarriles en proyecto.

Fotografía del diario LA CRÓNICA, del viernes 14 de marzo de 1913

Según el jefe de ingenieros señor Mac Curetis, la obra estará terminada entre 20 ó 25 días más.

Ofrecemos á nuestros lectores una vista fotográfica de los trabajos en lo que respecta al armazón de vigas que servirá de base á la calzada sobre el puente y otra del arco visto actualmente.

Fotografía del diario LA CRÓNICA, del viernes 14 de marzo de 1913

En el patio de la estación de Desamparados que da el río se están llevando á cabo obras de embellecimiento que prestarán otro aspecto á las riberas del Rímac.

EL CINEMA DEL PUEBLO

Leyendo, siempre leyendo, el diario LA CRONICA del sábado 12 de abril de 1913, leo una muy interesante crónica de como un espectador describe su experiencia de ir al cine de esa época. Me gustó mucho este artículo, me hizo trasladarme a esos años y vivir esa experiencia. Lo comparto.

El que penetra por vez primera al local de uno de nuestros cinemas de los barrios apartados experimenta una sensación nueva y curiosa. Es el cinema del pueblo y el cinema para el pueblo. En los 6 ú 8 años que impera la afición por el cinematógrafo, haciéndose de éste el rey de los espectáculos, porque á sus naturales encantos une el de tener un precio cómodamente accesible á todos, han surgido los locales de cinematógrafo, desde el teatro correcto y limpio hasta la carpa de lona. Con la jerarquía social ha nacido también la jerarquía del cinema. Los hay aristocráticos y elegantes, que ni siquiera tienen cazuela y los hay eminentemente democráticos, de una extensión capaz de encerrar miles de espectadores, en los que no se ven palcos sino muy pocas sillas de platea. Lo demás es la cazuela del grueso público que va á pasar tres horas de entretenimiento por diez centavos.

Un tipo original de esta clase de cinemas democráticos es el Cinema Popular de la calle del Pacae, sucursal del Cinema Teatro, porque actualmente la cuestión cines es como la de los conventos que tienen casas madres é Institutos de reciente fundación. La tortuosa calle del Pacae esgtá espléndidamente iluminada por un gran letrero cuyas luces se recortan sobre el fondo oscuro de la noche. Ante el local, enclavado en el derruído terreno de la antigua estación del Ferrocarril Inglés de Chorrillos, los vendedores de comestibles criollos, de dulces, de fruta, de refrescos y de pasteles, ocupan casi literalmente el arroyo, haciendo difícil la libre circulación. Es la primera nota original.

La boletería es una caseta de tablas mal unidas y tiene acceso á la calle por un forado recortado por la pared exterior. El boletero á ciertas horas tiene que centuplicarse para atender á la enorme demanda. Bajo la mano conserva una libreta de boletos de á diez centavos. Los de platea están algo retirados por ser de menor demanda.

  • ¿Una cazuela?
  • No señor, de platea

E interrumpe toda su marcha regular, casi mecánica para vendernos el billete de más alta categoría del local.

No bien salimos de la ventanilla cuando varios muchachos descalzos y andrajosos nos tiran del saco deteniéndonos.

  • Patroncito, sólo me faltan cuatro centavos para pagar mi boleto.
  • ¡Y á mi un “gordo” patroncito!

En el interior del local se oye aquel murmullo de las multitudes que se percibe en los mercados. Todos hablan á media voz. Algunos dan muestras de impaciencia y taconean las bancas, gritan y gesticulan.

  • ¡Hasta qué hora!
  • ¡Mi plata!

Un individuo entra apresuradamente por el sendero que hay entre las butacas de platea. Es el pianista, antiguo conocido del público, y con el que, el mismo público, se toma la libertad de dirigirle cuatro piropos cuando entra. De las cazuelas de la izquierda y de la derecha se levantan muchachos que gritan los nuevos apodos del músico indispensable. Un último campanillazo, que es recibido con aplausos entusiastas, se apaga la luz y las manos del pianista empiezan á recorrer el teclado haciendo algún vals pretérito y conocidísimo. Sobre la sala flota un silencio absoluto que sólo se interrumpe cuando aparece algo escrito en la película. Entonces se lee en alta voz y asi entienden los que no saben ller, ó los tardos en hacerlo. Un murmullo grande y reposado se deja sentir, parece que el pueblo rezara á coro.

Sabido es que en los cinemas populares el lleno es de todas las noches y los sábados y domingos el local no puede contener más espectadores, sencillamente. Es la moderna distracción de nuestro pueblo. Los maridos, en vez de libar copas en la bodega de la esquina, prefieren irse al cine, con el acompañamiento inevitable de toda la familia. Los chicos se escabullen ante el revisador de boletos y toda la familia toma asiento en las amplias bancas.

Mucho se ha dicho sobre el cinema es el factor educativo por excelencia del pueblo ó, al contrario, según sostienen otros, un elemento netamente desmoralizador. Y ante tal disparidad de opiniones no cabe más recurso que el de la zorra del cuento, y no ahondar polémica en una gacetilla. ¿Que el cinema educa? Bueno. ¿Que el cinema desmoraliza? También. Su poquillo por cada lado. El individuo que va al cinema puede aprender al mismo tiempo multitud de conocimientos que le hagan entrever la vida europea, sustrayéndolo á la relatividad del medio en que vive, nociones de geografía, de ciencia, de historia… Pero también ve, y aprende desgraciadamente, cuál es el sistema que emplean los apaches parisienses para concluir con cualquier señor que, pacificamente, transita por la calle. Como todas las cosas tiene su lado bueno y su lado malo.

Desgraciadamente, como la humanidad tiene un fondo negro, tan negro, interesan más, en el cinematógrafo, las películas de apaches, de asesinos, de adulterios y de jugadores, que las históricas ó las leyendas medioevales de románticas princesas y trovadores, más que los científicos ó las descriptivas.

Una película policial, con el sorprendente ingenio con el que se hacen ahora, sacando recursos de las menores situaciones é interviniendo el automóvil, el trasatlántico y el dirigible interesa muchísimo á todo el público. De la sala entera brotan exclamaciones -y hasta interjecciones- á cada lance del film.

Porque lo más característico, en un cinema popular, son los comentarios. Los hombres son más callos y á lo menos aparentan indiferencia, pero las mujeres…. Son ellas las que hacen los comentarios sabrosos, las que adivinan el desenlace de la película, las que se estremecen de espanto, las que viven la vida de los personajes del lienzo y experimentan sus mismas situaciones. Cuando la cosa es en extremo emocionante los comentarios se hacen en alta voz:

  • ¡Canalla!
  • ¡Que tal mujer!… ¿eh?

Y cuando hay alguna persecución desenfrenada y el público siente interés por el que huye muchas voces no pueden quedarse calladas y prorrumpen en:

  • ¡Corre hombre que te van á agarrar!
  • ¡Por fin se salvó!

Los comentarios que hacen las personas que van á platea son más calmados, más serenos, más filosóficos…

Y, terminada la función, después de la serie inevitable de “llapas” que el público exige desde tiempo atrás, salimos á la calle en el torbellino humano que nos rodea y nos estruja. Los vendedores callejeros redoblan sus gritos, la ola humana arroya á los vendedores, hay líos, tritos, interjecciones gruesas. Por fin respiramos el aire puro, caldeado y con un ambiente singular dentro de la sala. Por las esquinas se desparrama la gente lentamente.

Las múltiples sensaciones recibidas persisten todavía. La película que hemos visto es la misma que se pasa ante el lienzo de los cinemas aristocráticos. La vimos dos veces y no nos parecía la misma. Ahora estaba más llena de colorido y de originalidad.

Y sin embargo preferimos -ya que somos viciosos incorregibles del dios film- irle á tributar culto en sus templos cálidos y perfumados, donde se oyen voces que murmuran dulcemente en la penumbra, donde la mujer deja un ambiente perfumado, donde nacen y acaban los amorios ante la película que se desarrolla en el lienzo y oyendo la música del piano, que esta vez se atreve á tocar algún vals de moda y algo de los maestros alemanes.

PUCK.

LOS ESCUDOS DE LIMA

Leyendo, siempre leyendo, la Revista PRISMA # 06 del 1ro. de diciembre de 1905, encuentro en su caratula una composición bajo el título de “Historia gráfica del escudo de la ciudad de los Reyes. Composición y dibujo de J. Eq. Gamarra H.” Me parece muy interesante los escudos que a través del tiempo ha tenido nuestra querida Lima que justo hoy, 18 de enero, está de aniversario, por lo que aquí publico detalles de cada uno de los escudos de dicha composición.

P

EN LA RUTA DEL BARROCO ANDINO EN CUZCO

Se terminaba el 2018 y no había podido ir al Cuzco a realizar una nueva ruta de las tantas que tiene esa hermosa parte de nuestro territorio, y me refiero específicamente a LA RUTA DEL BARROCO ANDINO, del cual mediante Facebook había tomado conocimiento que había sido abierta al público en general. Hace años había conocido la Iglesia de Andahuaylillas, en un tour que incluyó si mal no recuerdo los restos arqueológicos Tipón y el pueblo de Oropesa, cuna del pan chuta. Felizmente los últimos días del año se dio la oportunidad y hacia Cuzco viajamos. Acompáñenme a conocer LA RUTA DEL BARROCO ANDINO.

Desde Lima separé el tour, a través de su página de Facebook, RUTA DEL BARROCO ANDINO. Deben de tener en cuenta que el tour por el momento solo lo realizan los días martes, jueves y domingos. La comunicación es fluida por lo que el mismo día que inicié la separación (S/. 45.00 mediante depósito bancario) tuve la confirmación de la misma. No quedaba mas que viajar y esperar el día: domingo 23 de diciembre del 2018.

EN LA RUTA

Minutos antes de la hora que me señalaron, me presenté encontrándome ya con el guía, Sr. Hugo, correctamente identificado, quien amablemente se presentó. No puedo dejar de mencionar que grande fue mi sorpresa cuando me comunicó que, debido a la falta de mas inscritos, la ruta la iban a realizar exclusivamente para mi demostrando así la seriedad con que la organización está realizando estos recorridos.

Abordamos una cómoda movilidad para aproximadamente 14 personas (con un único pasajero: yo) y nos desplazamos hacia el sur del Cuzco. El clima era excelente (no había llovido en días a pesar de estar en época lluviosa) y la predisposición del guía a conversar me hizo saber que me esperaba un excelente día. Pero la verdad, es que no me esperaba conocer todo lo que ese día viví. Primera parada: la Capilla de la Virgen Purificada de CANINCUNCA.

CANINCUNCA

A la orilla de la carretera totalmente asfaltada y junto a una hermosa laguna, se encuentra la hermosa capilla de la Virgen Purificada de CANINCUNCA. Hacia ella vamos cruzando el atrio totalmente empedrado.

Es una pintura su fachada, una típica Iglesia rural, con su portada de piedra y según nos explicaron, una galería o capilla abierta, con dos pequeñas torres de campanarios. A ambos lados de su portada existen dos placas con oraciones que me llamaron la atención:

Ingresamos a la Iglesia encontramos un módulo en donde nos entregan un tríptico con la información sobre la Iglesia, las restricciones que hay durante la visita (prohibido hacer filmaciones y tomar fotografías) y donde nos ofrecen en venta libros, postales, recuerdos, etc. Aquí hay que pagar un boleto de S/.10.00 que da derecho al ingreso a los tres lugares que hoy visitaremos: Canincunca, Huaro y Andahuaylillas. Recibimos de obsequio un hermoso calendario de escritorio. Muy buen inicio.

Interior de la Capilla Virgen Purificada de Canincunca.
Foto propiedad de la RUTA DEL BARROCO ANDINO y publicada con su aprobación.

La primera impresión de su interior es abrumadora. Casi todas las paredes del templo están decoradas, con lo que a primera vista parecen telares y que después constatamos que con mucha paciencia, están pintadas simulando telares. ¡Que increíble! Avanzamos por la nave principal pasando los retablos: el de la Sagrada Familia y el de San Roque, hasta que llegamos al retablo principal primorosamente tallado en madera y dorado, en donde se encuentra en espacio privilegiado un lienzo de la Virgen de la Candelaria, y en sus laterales lienzos de varios santos. La imagen es impactante y de solo verlo el tour ya superó todas las expectativas que de el podía tener.

Interior de la Capilla Virgen Purificada de Canincunca.
Foto propiedad de la RUTA DEL BARROCO ANDINO y publicada con su aprobación.

Dice la web de LA RUTA DEL BARROCO ANDINO sobre la Capilla de la Virgen Purificada de Canincunca:

“Ubicada sobre un antiguo centro Wari, junto a la laguna de Urcos, Canincunca recibe su nombre por el abra o cuello en que se encuentra situada en la ruta que une el Cusco con Puno. La capilla comenzó a construirse a principios del siglo XVII y consta de una sola nave, cuyas paredes internas están ricamente decoradas con pinturas murales y cintillos de pan de oro. Muchas de ellas representan flores, frutas, aves y símbolos que recuerdan a los pallais, los diseños geométricos que los tejedores andinos realizan en sus hermosos textiles”.

Visitamos la Capilla, luego la Sacristía y salimos desde allí por una pequeña puerta que da hacia un patio con arquería. Que belleza.

Por otra puerta salimos al atrio de la capilla, y me sorprende los bloques tallados en piedra que la enmarcan. No hay duda que algunos pertenecieron a restos arqueológicos.

Después, caminamos unos pasos para observar una hermosa laguna y observar todo el conjunto. Realmente aquí debo volver. Pero la RUTA DEL BARROCO ANDINO recién empezaba, así que a la movilidad que el siguiente punto nos espera.

HUARO

A tiro de piedra, y en lo menos de lo que canta un gallo, llegamos al pueblo de Huaro, a visitar el TEMPLO SAN JUAN BAUTISTA DE HUARO.

Lo primero que me sorprendió de esta Iglesia es el empedrado multicolor de su atrio. Me indicaron, que cuando hicieron labores de restauración, levantaron el piso de cemento que se encontraba en mal estado y grande fue su sorpresa cuando descubrieron el multicolor piso.

Es una belleza ese piso y no puede ser de mejor manera para empezar una visita al lugar. La fachada con zócalo de piedra con una torre de campanario con varias de ellas. Ingresemos.

Interior del Templo San Juan Bautista de Huaro. Foto propiedad de la RUTA DEL BARROCO ANDINO y publicada con su aprobación.

El interior es por demás impresionante. La pintura mural multicolor, incluyendo los techos pintados, los retablos laterales de madera tallada dorada, los cuadros en la parte superior de gran tamaño y un espectacular altar mayor igualmente de madera tallada dorada hacen de este lugar algo muy especial. En el altar mayor hay un hermoso tabernáculo de plata repujada y sobre él, se encuentra San Juan Bautista. Para mirarlo horas de horas.

Interior del Templo San Juan Bautista de Huaro. Foto propiedad de la RUTA DEL BARROCO ANDINO y publicada con su aprobación.

Una de las obras de arte que mas impresionan sin lugar a duda son sus inmensas pinturas murales que representan: La Muerte, el Juicio Final, el Infierno y la Gloria. Imposible describirlas: hay que personalmente descubrirlas escuchando la simbología que representan. Me olvidaba mencionar que tiene coro con un órgano que pareciera ya no tener edad por lo antiguo.

Dice la web de LA RUTA DEL BARROCO ANDINO sobre el Templo San Juán Bautista de Huaro:

“Su estilo es renacentista y conserva más de 60 esculturas y 50 lienzos de gran calidad y belleza, además de platería, retablos y otros bienes muebles. Construida a fines del siglo XVI y principios del XVII, destacan las impresionantes pinturas murales de su interior, que cubren la totalidad de los techos y las paredes. Estas pinturas, realizadas por Tadeo Escalante, pintor cusqueño, muestran las postrimerías del ser humano, es decir, el viaje por la muerte, el juicio final, la gloria y el infierno, y están definidas por la unión de la simbología andina, las creencias populares, su naturaleza y el arte colonial”.

Faltaba el plato fuerte del tour: Andahuaylillas. Así que, para allá enrumbamos.

ANDAHUAYLILLAS

Ingresar a este tranquilo pueblo es transportarse en el tiempo. Cruzar su Plaza de Armas, tratando de llegar lo más rápido a su Iglesia e ingresar es la mejor manera de llegar a ella. Y vaya uno lo que encuentra.

El Templo San Pedro Apostol de Andahuaylillas es de una belleza apabullante, desde su fachada. Las pinturas murales en el exterior (flanqueadas por enchapados de piedra) hacen que uno desde el inicio se deslumbre. Y la primera impresión ya dentro es espectacular, no solo por el trabajo de restauración realizada, sino también por lo bien iluminada que está, resaltando su belleza. Recorrerla, ingresando a sus capillas laterales (que tengo entendido solo se pueden acceder en este tour), es una experiencia inolvidable. Sus inmensas pinturas murales hacen competencia con las pinturas de gran formato de caballete que cuelgan en la parte superior, y que a su vez desde hace muchas décadas tapan mas pintura mural.

Interior del Templo San Pedro Apostol de Andahuaylillas. Foto propiedad de la RUTA DEL BARROCO ANDINO y publicada con su aprobación.

Un amigo me había dicho que tomara mucha atención al ingreso del Baptisterio, con su portada en donde está escrito en cinco lenguas diferentes el “Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Las cinco lenguas son: castellano, latín, quechua, ayara y puquina.

Interior del Templo San Pedro Apostol de Andahuaylillas. Foto propiedad de la RUTA DEL BARROCO ANDINO y publicada con su aprobación.

Y si con visitar la Iglesia estás totalmente satisfecho, hay un plus: la visita a su Campanario.

Dice la web de LA RUTA DEL BARROCO ANDINO sobre el Templo San Pedro Apostol de Andahuaylillas:

“Se cree que ya existía una pequeña capilla levantada sobre un templo inca que funcionaba como reducción de indios a fines del siglo XVI. El templo, tal y como lo conocemos, comenzó a construirse a partir de 1610 por iniciativa del párroco Juan Pérez de Bocanegra. En su interior se conservan dos órganos bellamente pintados que son considerados los más antiguos de América Latina. La majestuosidad artística se refleja también en el artesonado de influencia mudéjar, la gran variedad y riqueza de los lienzos —como la serie dedicada a San Pedro Apóstol, patrono del poblado—, la policromía de los techos y el arco triunfal que separa el presbiterio de la nave principal. El baptisterio conserva en su portada de ingreso la fórmula bautismal en latín, castellano, quechua, aimara y puquina. Los cuadros que adornan las paredes están enmarcados con enormes molduras de madera de cedro y pan de oro”.

¿Quienes promueven esta ruta?

Esta ruta es promovida por la Compañía de Jesús. Incluyen en su ruta no solo la Capilla e Iglesias descritas aquí sino también la Iglesia de la Compañía ubicada en la Plaza de Armas del Cuzco.

Según me explicaron, los fondos recaudados tanto por los tours como por ventas en las distintas tiendas que tienen en las Iglesias, son destinados tanto para la conservación como para obras sociales, como centros educativos, formaciones técnicas, campañas médicas, etc. Información sobre los templos asi como libros referidos al tema los encontrarán en cada una de las Iglesias. No dejen de visitar la tienda de arte popular que se encuentra ubicada al lado de la Iglesia de Andahuaylillas: se llevarán mas de una sorpresa por la variedad de su oferta.

Hay lugares que no se pueden describir e indudablemente lo que conocí en la RUTA DEL BARROCO ANDINO no lo puedo describir. Esta ruta hay que vivirla, por lo que los invito cuando planeen su viaje al Cuzco, le dediquen un día. No se arrepentirán.

NOTA:

Información sobre el tour aquí indicado pueden obtenerla en:

Todas las fotos son del autor, salvo las expresamente indicadas que pertenecen a la RUTA DEL BARROCO ANDINO y son publicadas previa autorización.

EL MONUMENTO A DON MANUEL CANDAMO





Leyendo, siempre leyendo, la revista ILUSTRACION PERUANA # 149, del 25 de septiembre de 1912, encuentro una interesante crítica sobre el monumento a don Manuel Candamo (1) firmada por las iniciales J.L.M. Hay que tener en cuenta que este monumento no es el que se encuentra actualmente en el Parque Neptuno, ya que el monumento del cual se hace mención en el presente artículo, sufrió un atentado por lo que fue retirado, siendo reemplazado por el que hoy se exhibe en dicho lugar.

EL MONUMENTO A DON MANUEL CANDAMO

No fuí de los que concurrieron el domingo pasado al acto oficial de la inauguración del monumento erigido á la memoria de don Manuel Candamo; pero, más tarde, al saber que se trataba de una obra del distinguidísimo escultor francés Mercie, sentí el deseo de contemplarla.

Hallé el monumento casi solitario en su espectable sitio del Parque Colón. Aunque con cierta solemnidad de mausoleo, tiene su conjunto la característica elegancia que imprime á sus obras el celebrado autor de “Gloria Victis” aquel grupo escultórico de inspiración ecléctica que, como se sabe, decora el ayutamiento de París, y del cual poseemos una buena copia en la hermosa cripta á los héroes del 79: pero examinado en sus detalles, dista mucho en su mérito artístico de dicho grupo y de las demás esculturas que de Mercie conozco. Es una estatua de encargo para glorificar en país lejano á una personalidad materialmente desconocida para el artista.

Al contemplar la efigie de Candamo, de pie, delante del presidencial sillón, en actitud oratoria y vestido de correctísimo frac -que bien pudiera servir de reclame de acreditada sastrería- no he podido menos de recordar la tan debatida cuestión estética sobre el vestido moderno en la estatuaria, cuestión que tan concienzuda y brillantemente ha dilucidado Robert de la Sizeranne. Es verdad, es de un efecto horrible en las estatuas nuestra prosaica vestimenta; esas fundas de paralelos lineamientos que envuelven las extremidades inferiores sin acusar el músculo, dan una pesadez insoportable y, de otro lado, uniforme á la efigies que las llevan. En la de don Manuel Candamo, Mercie no ha hecho nada por disimularla, al contrario, la exagera, si es posible, por la falta casi absoluta de pliegues dando á la estatua aires de maniquí. A un pilluelo -uno de esos inteligentes y encantadores pilluelos de nuestra ciudad- que cerca de mí se hallaba, le oí decir: “los calzones parece tubos de plomo”. Yo sonerí, admirando internamente la exactitud y fuerza de la imágen.

En cambio, la cabeza -quizá lo esencial en las estatuas modernas- no carece de mérito. El parecido es notable, la expresión digna y noble, y el modelado bueno, dando sensación de vida que contrasta con la extrema rigidez del resto. Son, además, detalles de buen gusto: el lienzo que rueda de la silla al suelo al intento de ocultar en parte la antiestética multiplicidad de pies (de la estatua y de la silla) con sus correspondientes vanos sobre el pedestal; y el sobrio decorado de bronce, una bien ejecutada guirnalda de yedra que da un tinte melancólico al conjunto. Y aquí me ocurre la idea de que al escultor sólo se le ha encargado una estatua de panteón; y si ello fuera cierto, moderaría la severidad de la crítica.

En suma, la obra es simplemente mediana y, por lo tanto, apenas aceptable para el lugar que ocupa. Eso sí, reclama su pendant en el opuesto ángulo, por razones de simetría en la decoración de nuestro principal paseo. Vayan pensando en ello nuestros ediles que no han de faltar pro-hombres que glorificar en el futuro. Y pongo punto final á estas cortas líneas pensando que Mercie, para eternizar el recuerdo de un hombre público relevante, ha podido hacer algo mejor.

J.L.M.

Lima, á 14 de Setiembre de 1912.

NOTA:

(1) Don Manuel Candamo (14.12.1841-07-05-1904) fue Presidente del Perú en dos ocasiones. Fue tambien Alcalde de Lima y Senador de la República.




SANTURANTIKUY: la fiesta cuzqueña de Navidad

Hace unos años, estando un 24 de diciembre en la ciudad del Cuzco, fui testigo de una fiesta, para mi desconocida, llamada SANTURANTIKUY. Y me quedaron ganas de volver. Felizmente este año pude nuevamente estar en dicha fecha y comparto con ustedes la experiencia. ¡Nos vamos al SANTURANTIKUY!

UN POCO DE HISTORIA

Indica Samuel Amorós en su artículo “El Santuranticuy y los imagineros cusqueños” (1):

“Debemos buscar la reseña más antigua que hasta ahora se conoce del Santuranticuy, en la visita que realizó al Cusco el Presidente Provisorio Luis José de Orbegoso en 1834. Como parte de la comitiva que lo acompañó, se encontraba José María Blanco quien fue el encargado de relatar los sucesos que observó o en todo caso, le refirieron: “En la Pascua de Navidad forman sus nacimientos en casi todas las casas, comprando el día de la noche buena de las gradas de la catedral los pastores y figuras de pasta, que en ese día venden con mucha baratura los oficiales que las trabajan, los que desde las seis de la mañana las cubren con ellas de un extremo a otro. Aquí también compran las pajas para cubrir el portal, las champas, que las venden a medio, y el Urco-urco, que son unas hermosas ramas labradas por la naturaleza en figura de cubos”.

Hay que tener presente que: SANTURANTIKUY es una palabra quechua que significa: Santu (santos) y Ticuy (venta).

Cabe señalar que esta fiesta con fecha 22 de septiembre del 2009 fue declarada como “Patrimonio Cultural de la Nación”.

EL SANTURANTIKUY ACTUALMENTE

¿Cuánto ha cambiado esta fiesta a la fecha? Pues casi nada. Si bien la crónica relata que era en las gradas de la Catedral, actualmente por el número de comerciantes se hace alrededor de toda la Plaza de Armas. La organización corre a cargo de EMUFEC S.A. (Empresa Municipal de Festejos del Cusco), quien delimita los stands (1.50×1.50 mt) y les coloca toldos.

Plano de distribución de stands en la Plaza de Armas
Notese en la vereda las marcas delimitando los stands
Armado de toldos. Hay que tener en cuenta que es época de lluvias
A pesar de faltar mas de 48 horas, comerciantes se ubican en los portales esperando el dia de la festividad. Por lo general vienen de las zonas altas del Cuzco.
Empieza la colocación de la mercadería a ofrecer

¿QUE OFRECEN?

Todo lo relacionado para poder armar un Nacimiento en casa. Desde Niños Manuelitos, pastores, animalitos y un largo etcétera. Acompáñenmente a recorrer esta impresionante exposición de arte popular.

NIÑOS MANUELITOS

ROPA Y ADITAMENTOS PARA EL NIÑO

NACIMIENTOS TRADICIONALES

Animalitos
Ovejitas con…. lana de oveja
Cuyeras con sus cuyes
En una zona se colocan las “hierberas”, quienes ofrecen pastos, hierbas, etc para el adorno del nacimiento
La variedad de panes y dulces no puede estar ausente
Y diferentes tipos de arte popular

¿Se animaron a ir? Agéndenlo. Un 24 de diciembre deben estar en el Cuzco. No se arrepentirán.

NOTAS:

(1) SAMUEL AMORÓS. El Santuranticuy y los imagineros cusqueños. Universidad Ricardo Palma. Instituto de Investigación del Patrimonio Cultural. 8 de diciembre de 2014.

EL BOLOGNESI DE QUEROL

La Plaza Bolognesi debe ser uno de los lugares mas conocidos de nuestra querida Lima (Perú). Sin embargo, muchos ignoran toda la historia que hay detrás de esta Plaza y particularmente, detrás de su monumento. Acompáñenme a conocer parte de la historia de esta obra de arte: El Bolognesi de Querol.


Para la colocación de un monumento se requiere: un motivo, una iniciativa, un lugar donde colocarlo y un escultor. De ello hablaremos a continuación.

UN MOTIVO

El motivo fue la inmolación de Francisco Bolognesi Cervantes en la Batalla de Arica (07 de junio de 1880). Hacerle un monumento definitivamente estaba en el ideario público. Pero hay que aclarar que el primer homenaje a Bolognesi en un espacio público en Lima se da en la Plazuela San Agustín en donde estuvo su busto. En el Acta de Sesión del Concejo Municipal de Lima del 18 de octubre de 1899 se lee:

Continua el acta diciendo: “Después de un corto debate la sala acordó, por pedido del doctor Maúrtua, que se oficiara al gobierno para que pidiera el pronto despacho de ese asunto, y que se procediera a hacer quitar de la plazuela de San Agustín la estatua de Bolognesi que será trasladada al cementerio general para que sirva de mausoleo”. Aún cuando dicha Acta habla sobre una estatua, un artículo de El Comercio del 23 de noviembre de 1900 nos aclara: “Farola: en la Plazuela de San Agustín, y en el lugar donde antes estaba el busto de Bolognesi, se está colocando una farola de gas para aumentar el alumbrado de dicha plazuela“. No queda duda que existió y luego, fue retirado. ¿Dónde estará?

UNA INICIATIVA

Fue un grupo de jóvenes los que tuvieron la iniciativa de perennizar a Bolognesi. Asi informaba la prensa de aquel entonces:

UN LUGAR

Ante esta iniciativa, tanto el Estado como la Municipalidad de Lima, tomaron cartas en el asunto. El estado donó el terreno. 

Ya teniamos el motivo, la iniciativa y el lugar. Faltaba un escultor.

UN ESCULTOR

La Municipalidad de Lima, el 06 de julio de 1901 llamó a concurso para el diseño y ejecución del Monumento que conmemoraba la defensa de la plaza de Arica y el heroico sacrificio del coronel Francisco Bolognesi. Las bases, entre otras cosas, indicaba que, para participar, se debía enviar:

(a) una fotografía de la maqueta

(b) un croquis explicativo

(c) un presupuesto del costo.

Debería la propuesta ir firmada con seudónimo, el mismo que se repetirá en pliego cerrado y sellado, el cual contendrá el nombre verdadero del autor y su residencia exacta. Indicaba que el presupuesto debería incluir el costo del diseño, el valor del monumento asi como los gastos que ocasionara su envío.

El concurso tuvo repercusión mundial. Periódicos de Europa, de España principalmente, hicieron eco del concurso. Aquí una muestra de ello. 

Las maquetas fueron exhibidas en la Casa Du Bois, esquina de Baquíjano y Jesús Maria (hoy esquina del Jirón de la Unión y Jirón Moquegua (Centro Histórico de Lima). Tuvo gran publicidad dicha exhibición, logrando algunas de ellas mayor simpatía entre el público que otras. Una de las favoritas, al menos para el periodismo, fue la presentada bajo el seudónimo de ¡Resurgit!

Aún cuando despertó mucha simpatía esta escultura, no fue la ganadora. Y el concurso se vio empañado porque lastimosamente, se filtró la información de quienes eran los autores de las obras, como se señala en el siguiente recorte periodístico.

Hasta que llegó el dia del anuncio del ganador: el español don Agustín Querol. Ya teniamos al escultor.

LA MEMORIA DESCRIPTIVA DEL MONUMENTO

Algo muy importante es la memoria descriptiva de un monumento, ya que es la explicación de su autor respecto a los distintos elementos que la conforman. Aquí la descripción del monumento, publicada en el diario El Comercio del 02 de noviembre de 1905:

¿Dónde se construyeron las partes que conforman el monumento?

He recopilado información de diferentes diarios y revistas. Creo que nos dan una idea completa de donde se construyeron.

¿Cuánto costó el proyecto?

¿Quienes construyeron las bases y se encargaron de su colocación?

Todo quedaba listo para su inauguración, originalmente programada para el día 4 de noviembre de 1905 ya que se conmemoraba el 87 aniversario del natalicio de Bolognesi. Luego fue postergada para el domingo 05 de noviembre de 1905. Sin embargo tuvo que sufrir otra postergación porque el principal invitado, el General Roque Saenz Peña tuvo un retraso en el vapor en que llegaba, por lo que la inauguración se postergó para el día siguiente: el lunes 06 de noviembre de 1905 a las 3 de la tarde.

La inauguración

Lima era una fiesta aquel domingo. Decía el diario “La Prensa” del martes 7 de noviembre de 1906: ” Se calcula en más de 55 mil las personas que presenciaron la inauguración del monumento á Bolognesi. Para apreciar el número de personas que han tomado parte en la fiesta de ayer hay que agregar á la anterior cifra el gran número de personas que ocupaban las puertas de calle, las ventanas, balcones y azoteas. Cuando el general Sáenz Peña entró al Paseo Colón, á la cabeza del ejército, fué vitoreado con frenético entusiasmo por las señoritas que ocupaban los balcones, y, en todo el trayecto hasta la plazoleta del monumento, se le arrojaron coronas de laurel y frescas flores por aquellas damas. El pueblo, frenético de entusiasmo lo rodeó toda la tarde.

El monumento a través del tiempo

Lastimosamente, el monumento de Querol tuvo muchos detractores desde su inauguración. Manuel Gonzalez Prada, en su libro “Horas de Lucha” escribe un capítulo titulado Nuestras Glorificaciones donde dice:

Al contemplar el monumento de Bolognesi viene la idea de compararle con la estatua de Colón y la columna del Dos de Mayo. El simbolismo de la primera no ofrece mucha dificultad en la interpretación: el blanco levantando moralmente al indio, Europa civilizando la América; el simbolismo de la segunda tampoco la encierra: las estatuas, dándose la mano, representan a Bolivia, Chile, el Ecuador y el Perú, unidos para rechazar la agresión de España. ¿Qué nos dice el monumento de Bolognesi?

……

¿Qué decir de la estatua, lo esencial del monumento? Bolognesi aparece cogiendo un revólver y asiéndose al asta de una bandera, como pudo figurar tocando un tambor o soplando una corneta. Históricamente, es falso el asido a la bandera; simbólicamente, raya en lo vulgar y sólo cuadraría en las imágenes de Epinal o en los compendios de instrucción cívica…. La actitud de Bolognesi no expresa la resignación viril del militar que voluntariamente ofrenda su vida, sino la mansedumbre pasiva, la conformidad ovejuna. En vez del jefe herido y próximo a caer para no levantarse más, vemos al soldado que en día de francachela empuña el revólver del coronel, atrapa la bandera del batallón y va tambaleándose hasta rodar en tierra para dormir la crápula. Le vemos cómico y trágico, pues antes de ir al suelo, puede arrojar un tiro a cierta mujer que le brinda la imprescindible corona de laurel. ¡Infeliz Bolognesi! El plomo chileno le quitó la vida, el bronce queroliano le pone en irrisión”.

Finalmente, es el general Manuel A. Odria, durante su gobierno en el año 1954 quien decide cambiar la estatua del héroe, encargándo al escultor nacional Artemio Ocaña realizar una en donde se vea a un Bolognesi victorioso. Un 02 de junio de 1954 el Bolognesi de Querol fue retirado de su columna.

LA ACTUAL MORADA DEL BOLOGNESI DE QUEROL

Actualmente se le puede observar a la estatua de Bolognesi en todo su esplendor, en el Museo Fortaleza del Real Felipe, en el Callao.

No puedo dejar de decir, que después de leer muchos artículos sobre el Monumento, sobre su descripción, su ejecución, etc., y hoy verlo en el estado en que se encuentra, lo veo mutilado y olvidado. Mutilado porque sin la estatua principal, no está completa la obra que Querol ideó. Y olvidada, ya que no tiene el mantenimiento que requiere, lo que ha llevado incluso a la pérdida de alguna de sus partes.

Esperamos que en un dia el Bolognesi de Querol vuelva a su lugar original y que el monumento y la plaza en general, tenga el manteniento que dignifique tanto al Héroe a quien estuvo dirigida como a su autor, Agustín Querol.

¿

EL MONUMENTO A ANTONIO RAIMONDI

Leyendo la REVISTA PRISMA # 11 del 1° de abril de 1906, encontré una nota que informaba sobre la convocatoria al concurso para el diseño y construcción del monumento a Antonio Raimondi Dell¨Acqua. Y como no tenía información sobre este monumento, el tema me interesó por lo que busqué mayor información al respecto. Acompáñenme a leer lo que encontré.

REVISTA PRISMA # 11 del 1° de abril de 1906

Un día revisando en la Biblioteca Nacional del Perú la revista indicada, encontré la siguiente nota:

El comité italiano encargado de la erección de una estatua al sabio naturista Raimondi, ha convocado a concurso dentro y fuera del Perú, para la realización de la obra. las condiciones son: que el artista que se encargue de ella debe ser italiano; que la estatua será de bronce, representando a Raimondi en pie, y que su costo no sea mayor de 30,000 liras oro. El monumento se elevará en el centro de la antigua plaza de Santa Ana, hoy de Italia, frente al edificio de la antigua Escuela de Medicina”.

Las base estaban dadas y claras. 

  • El autor debía ser italiano,
  • La estatua sería de bronce,
  • Raimondi debería estar representado de pie, y
  • Su costo no podía ser mayor a 30,000 liras oro.

REVISTA PRISMA # 52 del 17 de agosto de 1907

En la misma biblioteca seguimos encontrando información, esta vez en otra revista PRISMA. 

Damos hoy la reproducción del boceto del monumento que va a levantarse en la plaza de Italia (antes Sta. Ana) escogido por la comisión nombrada al efecto entre los muchos presentados al concurso convocado por la Colonia italiana. Esta comisión, compuesta de los señores: conde Julio Bolognesi, Encargado de negocios de Italia, doctor Federico Elguera, Alcalde de Lima, Cav. Gio Batta Isola, Presidente del Comité Italiano, doctor Nino Barazzoni y Cav. Emilio Sequi, se reunió el día 25 de Julio y después de haber examinado prolijamente los varios proyectos, que habían estado expuestos algunos días, escogió, como el más apropiado, según su parecer unánime, el signado con el mote “Tancredi”, que resultó ser del Cav. Tancredi Pozzi de Turin.

REVISTA PRISMA # 52 del 17 de agosto de 1907

Ya sabía quien era su autor: Tancredi Pozzi, y  además, no tenía duda de que el monumento que actualmente tenemos es muy parecido al del boceto. Pero, ¿Quién fue Tancredi Pozzi? Vamos averiguarlo.

Me llamó la atención la poca biografía que se puede encontrar de este escultor italiano. Nación en Milán en 1864 y murió en Turín en 1924. Pozzi realizó muchos bajorrelieves, monumentos funerarios y monumentos. Entre sus principales obras se encuentran el Monumento al Rey umberto I, realizado en 1902 y su Monumento a Giuseppe Garibaldo, realizado en 1904. 

EL MONUMENTO

Retomemos el artículo de la revista PRISMA # 52, la cual me tenía reservada una sorpresa mas: la memoria descriptiva del monumento hecho por su autor. Muchas veces queremos interpretar un monumento, adivinar que fue lo que el autor quiso transmitir. Pero otra es que el mismo autor nos lo explique. Empieza esta memoria diciendo: 

El Comm. Antonio Raimondi está presentado mientras observa un mineral con una luna de aumento, …

… y en el alto relieve del frente se le ve en el momento de explorar las selvas vírgenes de la montaña, estudiando así los tres ramos de la ciencia estudiados especialmente por él, a saber: la Mineralogía, la Botánica y la Zoología.

En el alto relieve de la izquierda se le recuerda, como Garibaldino, en las primeras filas a la defensa de Roma en 1849.

En el tercer alto relieve se le simboliza navegando en canoa el río Huallaga, …

y en el cuarto, cuando habiendo sufrido una caída en un barranco, recibió auxilio de un indio.

El pedestal, con los altos relieves y la estatua serán de bronce; los dos primeros peldaños de la base son de granito rojo de Baveno, divididos en ocho blocs; los carteles son de bronce con las inscripciones de relieve.

La estatua con el plinto, tendrán una altura de M, 3.50; el pedestal con sus peldaños, tendrán M 3.55 y la altura total será de M. 7.05. El ancho de la base será de M. 4 por lado“.

INAUGURACION

En la antigua Plaza Santa Ana fue colocado el Monumento a Antonio Raimondi, para lo cual se cambió de nombre a la Plaza, pasándose a llamar Plaza Italia.

El domingo 16 de agosto de 1910 fue inaugurado dicho monumento. 

Lastimosamente, el monumento está muy descuidado. Aún cuando es de bronce, ha sido pintado de negro. Y las palomas permanentemente ensucian la escultura principal.

Hoy hemos conocido mas sobre un monumento que tenemos en nuestra ciudad. Sin embargo, el homenaje que se le brindó cuando se inauguró, no se mantiene durante los años, teniendo olvidado prácticamente al monumento.  Esperamos que se le de el mantenimiento conveniente a este monumento para que nuestro agradecimiento a Antonio Raimondi no haya sido solo cosa del pasado, sino un agradecimiento constante a su obra.