EL TRÁGICO FINAL DE UN EJERCICIO DE ESCALAS DE LA CÍA. DE BOMBEROS ROMA (1887)

Leyendo, siempre leyendo, la revista “El Perú Ilustrado” # 18, del sábado 10 de setiembre de 1887, encuentro un artículo sobre una tragedia ocurrida a los miembros de la Compañía de Bomberos “Roma”. Antiguamente entre las compañías de Bomberos, eran comunes la construcción de pirámides de escaleras para realizar sus entrenamientos, y muchas veces también como parte de la conmemoración de alguna festividad.

Sin embargo, el ejercicio de la construcción de una pirámide que ocupa el artículo en mención, tuvo un final trágico. Aquí la reseña publicada.

LA PIRAMIDE DE LA “ROMA” EL DIA 28 DE AGOSTO DE 1887

La Compañía de Bomberos “Roma”, instalada en Lima el año 1866 fué á practicar un ejercicio de escalas, en la plazuela del Camal, el día 28 de Agosto último, á las 11 a.m., reinando entre todos sus miembros el mayor órden y entusiasmo posibles.

Una vez en el lugar designado, se procedió con descanso á formar la pirámide de tres cuerpos, hasta la altura de 19 metros y 40 centimetros, en el órden que nuestro primer grabado representa.

Cuatro grandes pitones debían funcionar en el centro de la columna; y así se verificó el ejercicio, ocupando la parte más elevada el arrojado bombero Filiberto B. Mólgora de la sección escalas.

Luis Vassallo, Cárlos Orengo y Francisco Marino ocupaban el segundo cuerpo de dicha pirámide á 15 metros, más ó ménos; y Angel F. Solari, Manuel Bassallo y Fernando Bontá el primer cuerpo, á 4 metros, 70 centímetros, trabajando todos de una manera ámpliamente satisfactoria.

Había casi terminado el ejercicio, cuando rompióse de pronto un peldaño en el empalme de la base del lado Sur de una de las escalas del segundo cuerpo con el primero; é inclinándose de ese lado la pirámide, perdió su equilibrio y, sin dar lugar á que se pudiera prestar auxilio alguno á los bomberos, se destrozó ésta y vinieron todos á tierra, produciéndose la mas fatal de las catástrofes, segun puede verse por nuestro segundo grabado.

Pocos instantes despues, Mólgora, exhalaba su último suspiro en brazos de su Teniente; Orengo sufría una fractura en la pélvis, interesando gravemente algunas membranas y grandes vasos de esa región epigástrica, y Angel Solari era doblemente herido en el codo del brazo izquierdo, con fractura de una articulación del húmero, contusiones en el puño de la mano derecha y, probablemente, con una fractura del radio.

Luis Vassallo, Manuel vassallo, Francisco G. Marino y Fernando Bontá resultaban ligeramente contusos.

Los cadáveres de Mólgora que falleció pocos instantes despues de la catástrofe; de Orengo, al siguiente día, en el Hospital Italiano, y el de Solari en el mismo Hospital, el dia 4 de los corrientes, despues de haber resistido la terrible operación de amputársele el brazo destrozado, han sido sepultados en el Cementerio General de Lima, con los honores de Comandante que por reglamento les correspondia. 

La sociedad entera de Lima, profundamente conmovida por tan triste acontecimiento, ha manifestado sinceramente su dolor, acompañando en masa, hasta su última morada, los restos de los abnegados bomberos.

La Compañia de Bomberos “Roma” pierde tres preciosas existencias que constituían, tal vez, lo más selecto de sus miembros, por su abnegación, su arrojo y su inteligencia.

NOTAS:

  1. Se ha respetado la ortografía original del artículo.
  2. Los grabados aludidos en el artículo son los reproducidos en la imagen inicial.

FUENTE:

  • Revista “El Perú Ilustrado” # 18, del sábado 10 de setiembre de 1887

 

Anuncios

LOS EDIFICIOS DE LA PLAZA DOS DE MAYO

Leyendo, siempre leyendo, la Revista Semanal ilustrada “Variedades” # 873 del 22 de Noviembre de 1924, encuentro un interesante artículo que quiero compartir con ustedes, sobre la construcción de los edificios que rodean la Plaza Dos de Mayo.

Espero sea de su agrado.

LA INFATIGABLE COOPERACION DEL SEÑOR VICTOR LARCO HERRERA AL PROGRESO DE LA CIUDAD

TRANSFORMACION DE LA PLAZA DEL 2 DE MAYO

Lima ha estado exhibiendo durante medio siglo, ante propios y extraños, el más hermoso de sus monumentos en medio del más descuidado de sus arrabales, rodeado de misérrimas construcciones y de avenidas tristes y polvorientas.

Diapositiva3

Por ingrato que fuese tal contraste, la ciudad parecía acostumbrada a él. Los extranjeros que nos visitaban se asombraban de tamaño descuido. Los de casa, nos encogíamos tranquilamente de hombros.

Hasta que cierto día, uno de aquellos hombres, raros entre nosotros, que observaban y trabajan cuando la mayoría habla sin ver y charlar -don Victor Larco Herrera- resolvió suprimir aquella ignominia y dar al monumento que simboliza el glorioso triunfo del Perú sobre los que aún soñaban, cuarenta años después de Ayacucho, con la reconquista de América, un marco digno de su magnificencia.

Y convirtió en obra, inmediatamente, su resolución. Previos los trámites de ley, comenzó la demolición de callejones, tabernas y carbonerías, para dar lugar a construcciones modernas y elegantes en cuya edificación se trabaja empeñosamente.

Las rémoras que nunca dejan de surgir en el camino de las gentes emprendedoras, han impedido que la obra marche con toda la celeridad que el señor Larco Herrera quiso imprimirle, y el Centenario de Ayacucho no la hallará concluída; (1) pero los distinguidos huéspedes que en estos días vengan a Lima, no tendrán que censurarnos, como los de 1921, el amor a lo viejo y a lo absurdo que pregonábamos con la antigua Plaza del 2 de Mayo, destartalada, sucia y antiestética.

Diapositiva1

La reforma incluye la regularización de dicha plaza, de la cual partirán ocho avenidas, y concluída la obra, la impresión del viajero que ingrese a la capital por primera vez, viniendo del Callao, no podrá ser más grata.

Diapositiva2

Finalmente, se solucionaron los problemas, y gracias a la generocidad de don Victor Larco Herrera, tenemos hasta nuestros días estas magníficas edificaciones, que claman sean restauradas.

 

NOTAS

(1) Refiere la Revista Mundial # 80 del 25 de noviembre de 1921: “El desgraciado conflicto obrero del valle de Chicama no solo ha afectado a los braceros pues al fin y al cabo ellos tendrán que sufrir más que nadie las resultantes de la paralización de los trabajos agrícolas -y a los capitales cuantiosos invertidos en el valle más rico del Perú- sino a las demás colectividades de la república. Como se sabe el desprendimiento de Don Victor Larco Herrera hizo de Trujillo una ciudad moderna y después en Lima, proyectó, en uno de los lugares más abandonados de la capital un hermoso barrio que daba de la entrada de Lima un hermoso golpe de vista. El proyecto del arreglo de la plaza Dos de Mayo, como pueden ver nuestros lectores es una de las obras de ornato más completas que se hayan ideado. La huelga de Chicama, pues, no es solo un conflicto local que afecta a los intereses del valle. El conflicto se extiende hasta nosotros“.

FUENTES

  • Revista Semanal ilustrada “Variedades” # 873 del 22 de Noviembre de 1924
  • Fotos de la imagen de portada: Revista Mundial # 80 del 25 de noviembre de 1921
  • Resto de fotos: página de Facebook “Plaza Dos de Mayo – Patrimonio”.

LA TRADICIÓN DE LOS CIRCOS EN LIMA

Tradicionalmente en Julio, el llamado el mes de la Patria, llegan a nuestras ciudades empresas circenses con sus variados espectáculos. Es cierto que ya no son la atracción animales muchas veces enjaulados. El paso del tiempo, y la emisión nuevas leyes, han hecho variar los espectáculos. Pero es bueno recordar que el Circo es un pasatiempo que está vinculado a nuestra ciudad desde la mitad del siglo XVI.

Acompáñenme a imaginarnos como fue la presentación de este espectáculo en sus inicios y en los últimos años del siglo XIX e inicios del XX. Tomen sus asientos, que la función (de “gancho”) está por comenzar!!!

circo 14

PRIMER ACTO:

Indica Maria Fé Ego-Aguirre Älvarez:

“El Perú es un país de tradición circense, y se trata de una historia viva que sale de la boca de los hombres y mujeres de circo, o de aquellos que de niños y aún hoy, de adultos, viven bajo el recuerdo de su asombro. Todo empezó en la segunda mitad del siglo XVI, durante la colonia. Los religiosos, ingeniosos como magos, buscaban atraer a los indios incrédulos hacia la fe católica, presentando espectáculos con zanqueros, arlequines y caballistas. Don Luis Enrique de Guzmán y Coresma, el virrey Conde de Alba de Aliste, llegó al Perú en 1655 y tiempo después montó en Lima uno de los más grandes espectáculos de esa época. Juan de Alanís volatinero y músico venido de España cruzó por una cuerda desde el Palacio Virreinal (hoy Palacio de Gobierno) hasta la Catedral de Lima (1)”

Esta sería la referencia más antigua a un acto circense en nuestra capital.

Los medios escritos de finales del siglo XIX nos traen noticias de empresas circenses que llegaron a nuestra ciudad. Aquí algunas de ellas.

EL CIRCO STURGIS & DONOVAN

La Revista “El Perú Ilustrado” del sábado 16 de febrero de 1889 nos trae la noticia de que el día 12 del mes de aquél entonces, había empezado a funcionar nada menos en el Politeama la gran compañía de equitadores y acróbatas que dirigen los señores Sturgis y Donovan, destacándola como una de las mejores compañías que habían visitado nuestra ciudad.

circo 01

Sin embargo, hubo una particularidad: no funcionó bajo una carpa sino, en el local de teatro Politeama.

circo 09

EL GRAN CIRCO INGLES NELSON

La Revista “El Perú Ilustrado” en su edición del 17 de abril de 1889, anuncia el inicio de una nueva temporada del Gran Circo Inglés Nelson en Lima. Refiere en dicho artículo que estuvo dando funciones en el Politeama y luego en El Callao, alistándose para una nueva temporada en Lima, recomendando al Honorable Consejo Provincial que le ceda gratis el Teatro Principal.

circo 10

Cabe indicar que el Teatro Principal se había incendiado el  16 de marzo de 1883.  Parece que tuvo eco su pedido ya que el 18 de mayo dicho circo tuve su primera función en dicho Teatro según indica un periódico de la fecha “que renaciendo de sus cenizas como el fénix, reabre sus puertas, después de 6 años, merced al genio práctico y emprendedor del propietario de este periódico (Sr Peter Bacigalupi), bien secundado por Luis Parrinelli, funcionando desde el 17 de abril de 1889 hasta la primera quincena de junio (según lo indicado por la Revista “El Perú Ilustrado en su edición del 08 de junio de 1889).

circo 11

EL GRAN CIRCO NORTE-AMERICANO

En el aviso promocionaba a sus artistas y sus números circenses: Wildred Gardner (la reina del sillón), Miss Salie Marks (Emperatriz de la arena. La principal de las jinetes al pelo en el mundo), Mendhard and Howard (sin rival en la Barra Horizontal), John Sanders (el célebre payaso presentará sus 2 burros sabios a pesar de que no han ido a la escuela), Mr. William Edwards (extraordinarios trabajos en pirámide de mesas), Nelsoni (el Príncipe Jijí el mas notable de todos los juglares), Alf Dorian (la maravilla sin huesos), Miss nellie Johnson (la reina aérea, la mejor de todas), Charles M. Dunsworth (jinete que cabalga en cuatro caballos a la vez), Miss Blanch Edwards (la señorita Sansón), P. Nathans (profesor de los perros mas adiestrados del mundo), Mr. Robert R. Marble (el portento serpentino), los tres hermanos Dobolieu (los mejores conocidos en el mundo en los juegos de salón en la alfombra) y Prince Pharoa (el hombre caucho o sea la maravilla sin huesos).

circo 08

EL CIRCO EUROPEO

Por ejemplo, El Comercio del 18 de junio de 1892 nos trajo la noticia que a Tacna había llegado el “CIRCO EUROPEO” una compañía de domadores y “entre sus animales domesticados figura el famoso león Prince que debió luchar con un toro en el Acho“. Pero mas me ha llamado la atención el siguiente párrafo: “Respecto a Prince, merecen os honores de la reproducción de datos que van en seguida, que su autor no ha titubeado en llamar biográficos: Prince nació en las selvas africanas, hace once años, y fue exhibido en la última Exposición de París, por su propietario y domador, el señor Poissón, padre, al cual le desgarró las entrañas de un zarpazo, un año después en Burdeos. Su segundo domador fue un inglés llamado Mr. Hang, al que le dió también, la muerte en Montevideo. Hace dos años que, estando en Valparaiso, estropeó gravemente a su tercer domador, el señor Martine. Últimamente se le iba a hacer luchar con un toro en la Plaza de Acho de Lima; pero como la jaula en que se iba a efectuar el duelo no fuera muy segura, el pueblo se indignó y para vengarse hizo pedazos el circo, como lo recordarán nuestros lectores. Diez dias después de este acontecimiento, la misma fiera mato a su cuidador, que, por entonces era un italiano, llamado Napoleón. Desde aquella época las autoridades han prohibido siempre que se penetre en la jaula de Prince“. ¿Historia verdadera o gancho publicitario? ¿En cada función “y por primera vez” desde lo ocurrido ingresó un domador a su jaula? No lo sabremos.

circo 02

EL CIRCO GARDNER

circo 07

Todo hace indicar que este circo marcó historia también en Lima. Dice El Perú Ilustrado: “Esta Compañía ha justificado con exceso el renombre de que vino precedida”.  Y continua:

Ya nos hemos ocupado de Mr. Gardner, el Director. Su atrevimiento y destreza para la más difícil y arriesgada equitación, están sobre todo encomio. La señorita Mildred Gardner a caballo es un tipo de gracia y de agilidad. Es en su ramo una verdadera artista. La señorita Belle y el señor Luis Ducrow, en el trapecio lotante, realizan actos que asombran, que crispan los nervios, no sabiéndose que admirar más: si la fuerza de ella o el atrevimiento de don Luis, al dar esos saltos en el aire con inminente riesgo de la vida. La familia de Coma en el velocípedo sobre el alambre, tien suspenso y encantado al público. La hermosa Marietta, verdadera Venus de Milo, sobre el alambre, o sobre la bola, arranca estrepitosos aplausos a los espectadores. Y que diremos de la trouppe de canes? que de la hermosa pareja asnal que ha venido a rehabilitar a los de su raza? Todos y cada uno de los miembros de la Compañía Gardner son artistas de un mérito incuestionable”.

GRAN CIRCO ARGENTINO

El parque de la Exposición fue uno de los lugares preferidos donde alzaban sus carpas los circos en aquella época. El aviso del GRAN CIRCO ARGENTINO, incluía el siguiente programa:

PRIMERA PARTE: Obertura por la banda, columnas humanas por los niños José, Alcira, Emma y Victor Díaz, Bambú,

circo 04

GRAN CIRCO VILLALBA

Este circo, que se ubicó también en el Parque de la Exposición tenía como atracción principal: Buitres amaestrados!!!

circo 05

GRAN CIRCO INGLES

Aunque no hay mucha información, me llama la atención la promesa que hacen: en su función de Matinee (a las 2:30pm) regalarán a los niños 10,000 dulces y chocolates!!!

circo 06

CIRCO ZOOLOGICO EL ARCA DE NOE

circo 12

No pudo escoger mejor fecha para su debut: el 27 de julio de 1906. Con su carpa ubicada en la Plazuela de la Exposición, presentó el siguiente espectáculo:

PRIMERA PARTE.- Obertura por la banda, Equilibrios por el chivo Pancho amaestrado a la palabra, presentado por su domador señor Juan Cavalini, Trapecio por el artista en miniatura José Cavallini, Trigre perro saltado, único en su género, presentado por su domador, Trabajo sobre el alambre, por la señora C. Josefina, Entrada cómica, por el clown de la compañía, El gran Marco, burro amaestrado a la palabra, presentado por un clown.

SEGUNDA PARTE.- Obertura por la banda, El cinematógrafo inglés con las siguientes películas: Las Barristas Célebres, Los grandes Saltadores Americanos, Una corrida de toros en Sevilla, el Consejo de Guerra Militar.

TERCERA PARTE.- Obertura por la banda, Estreno en Lima de la pantomina Macheroni Napolitani.

GRAN CIRCO INGLES

Este circo, que había visitado Lima según los recortes periodísticos en 1905, volvió en 1915. En ese entonces, Lima era muy pequeña: las entradas se vendían en la casa de F. Bonaspetti, Mercaderes N° 195.

circo 03

ULTIMO ACTO

La tradición circense es un clásico en nuestra ciudad. He recordado muchos de los números descritos, los cuales persistieron hasta mi niñez en la década del ´60 del Siglo XX. Sin embargo, hoy los llamados circos que nos visitan tienen otro tipo de números. Sobre este tema hay mucho de que hablar: no solo los circos en la primera mitad del siglo XX sino también, sobre los circos que disfruté como el Egred (en su colorida carpa en una clásica ubicación: la Plaza Grau; El Circo Tihany, el cual la primera vez que llegó también se ubicó en dicho lugar; el Circo Ruso (con su payaso Popov) que se ubicó (y techó con ese fin) la Plaza de Acho lo que haría también el Circo Norteamericano: los circos que se ubicaron en el Coliseo Amauta, etc.

La función tiene que terminar. Esperaré otro Julio para volver a recordarlos.

NOTAS

  • (1) EGO-AGUIRRE ALVAREZ Maria Fé. “Escuela Peruana de Artes Circenses en el Centro de Lima”. Proyecto profesional para optar título de Arquitecta. Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas. Lima. 2015.

FUENTES:

  • EGO-AGUIRRE ALVAREZ Maria Fé. “Escuela Peruana de Artes Circenses en el Centro de Lima”. Proyecto profesional para optar título de Arquitecta. Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas. Lima. 2015.
  • ROJAS Jorge. “Breve historia del circo en el Perú”. Publicado en Slideshare.
  • Diarios: los indicados.

EL LIBRERO DE LA CALLE PANTEONCITO

Leyendo “LA CIUDAD DE LOS BALCONES EN EL AIRE” de Felipe Buendía, encuentro este artículo sobre “El librero de la calle panteoncito”. Lo comparto para que lo disfruten.

 

EL LIBRERO DE LA CALLE PANTEONCITO

Por Felipe Buendía.

¿Cómo voy a olvidar a ese viejo sordo uruguayo que tenía una librería diminuta en la calle Panteoncito? ¡Benditas sean sus cenizas! Y si nadie en este mundo vuelve los ojos a la mansedumbre de corazón de este viejo alto que se inclinaba haciendo bocina con la mano en la oreja para escuchar “déme el último cuento de Calleja”, y si nadie en este mundo, repito, se acuerda de él, pues vaya esta jaculatoria por esa tienda en la calle azul, breve y corva que remataba en el terraplén del tren piteador de ojo amarillo que horadaba las mañanas.

Ah, calle de la Toma, la Palma y esa otra de Panteoncito, todas cuesta abajo del río bramador… En su covacha, el librero cebaba su mate chupando la bombilla en el claro oscuro de su mágico almacén… Todo en esas calles ha sobrevivido: el vasto billar verdad y nochermiego de jugadores melancólicos apuntando triunfos en un cordel, la peluquería enana y blanca de espejos tramposos con sillones de tortura, la verdulería chiquirritita rebalsando lechugas, la carbonería en la que de un chino tiznado, emergía. La funeraria alegre y suntuosa, los balcones de Alfonso, pero él ya no está, ni extiende sus toldos “Ichikawa” en la esquina de Aumente.

No obstante que el invierno corroe sin desgastarlo, en el barrio ya no hay mujeres atormentadas y pizpiretas, maravillosas neuróticas resfriadas, de largas piernas y escote delicado, que iban a las funciones de “femenina” del cine “Alfa” y salían con un pañuelo en la boca, asqueadas de la realidad que las volvía a atrapar…

Veo el viejo librero gigantesco, como sivél mismo fuese uno de esos seres mitológicos de las ilustraciones de los cuentos que vendía, -yo jamás he dejado de evocarlo- en camisa, solo y feliz en su covacha que apretaba ese olor intenso a papel y a cola de encuadernar de las precarias ediciones que, aún viniendo de Argentina, llegaban ardiendo de novedad y exhalación de imprenta…

Yo fuí allí desde el lejano Barranco a comprarle tomitos de “Tor” y “Molino”, y lo que quedaba de “Calleja”, y el gigante envejecido como una pirámide, me reconocía, se inclinaba como cuando yo era un niño. “Ya llegó” me decía con su voz bronca y viril, refiriéndose a un número de alguna serie de Sexton Blake que le había pedido incontables años atrás…

Rufino Torrico - 3 Calle del Panteoncito

NOTAS

  • La Calle del Panteoncito es la actual cuadra 3 del Jirón Rufino Torrico.

BIBLIOGRAFIA

  • FELIPE BUENDIA. “La ciudad de los balcones en el aire”. Edición por el cuatrocientos cincuenta aniversario de la fundación española de Lima. Editorial Perla – Lima – Perú. 1982.

LOS KIOSKOS EN LIMA, CIUDAD DE LOS REYES.

Muchas veces, viendo fotografías antiguas del siglo XIX, me he percatado de Kioskos en diferentes plazas, plazuelas y parques. En ellos se mostraba anuncios de locales comerciales y se vendía periódicos, flores, dulces, refrescos, bizcochos, cigarrillos, etc.

Hagamos una recopilación de algunos de estos kioscos en la Lima de antaño gracias a antiguas fotografias.

KIOSCO EN LA PLAZA MAYOR

Aunque en diferentes épocas, he encontrado tres fotografías en donde se aprecia kioskos en la Plaza Mayor de Lima. Aparentemente en algún momento existieron en cada una de las cuatro esquinas. Aquí muestro dos de esas fotos.

 

Diapositiva12

Diapositiva10
Fuente: Blog Lima la Única

KIOSKO EN LA PLAZA DE LA MICHEO

El Comercio del 09 de febrero de 1900 hace referencia a la construcción de este kiosco, ubicado en la Plaza de La Micheo, actualmente la pequeña explanada frente al Club Nacional en la Plaza San Martin.

Kiosco 01
Diario El Comercio del 09 de febrero de 1900
Kiosco 04
Fuente: Blog Lima La Única

Kiosco 02

KIOSCO DE LA MERCED

El Comercio del 16 de febrero de 1900, es decir una semana después de publicar la noticia de la construcción del Kiosco de la Plaza de La Micheo, hace referencia a la construcción de otro kiosco, ubicado en la Plazuela de La Merced, a un costado de la Iglesia.

Kiosco 03
Diario El Comercio del 16 de febrero de 1900

He encontrado dos fotografías de kioscos ubicados en dicho lugar, pero todos de diferentes estilos.

Diapositiva8
Fuente: Blog Lima La Única
Diapositiva9
Fuente: Blog Lima La Única

KIOSKO DE SANTO DOMINGO

En la plazuela de Santo Domingo, ubicada frente a la Basílica Menor y Convento Máximo de Nuestra Señora del Rosario (conocido como Santo Domingo), según esta fotografía, se ubicó igualmente un kiosco. En esta fotografía publicada en el libro “El antiguo y nuevo Perú” de Marie Robinson Wright podemos observarlo.

Diapositiva15
Fuente: Facebook Lima La Única

KIOSKO DE LA ALAMEDA GRAU

Hermosa vista publicada en la Revista Variedades de la Alameda Grau.

Diapositiva11

KIOSKO DE LA PLAZUELA DE DESAMPARADOS

Kiosko ubicado en la Plazuela de Desamparados, del cual se da cuenta en los Boletines Municipales de inicios del siglo XX. A la izquierda podemos apreciar la fachada de la desaparecida Iglesia de Desamparados y a la derecha parte de la baranda del Puente de Piedra.

Diapositiva14
Fuente: Blog Accidentes de Tranvias 

KIOSKO EN ESTACION DE TRANVIA A CHORRILLOS

Ubicado en el ingreso a la Estación del Travía Eléctrico que unía Lima y Chorrillos, en el actual ingreso a la Via Expresa del Paseo de la República, vista desde la Plaza Grau.

Diapositiva20
Fuente: Revista Actualidades del 15.02.1904

KIOSKO EN INGRESO AL PARQUE DE LA EXPOSICION

En lo que es hoy el Paseo de los Héroes Navales, existía una de las portadas de ingreso al Parque de la Exposición: la Portada de Vivanco, ubicada a la altura del ingreso al actual Museo de Arte Italiano. Era paradero del tranvía que venía desde la Alameda de los Descalzos y llegaba justamente al Parque de la Exposición. Justo a un lado de dicha portada podemos ver en la siguiente vista, un kiosco.

Diapositiva19
Fuente: Eugenio Courret

KIOSKO EN EL MUELLE DEL CALLAO

En lo que es hoy la Plaza Grau en el Callao, existía un kiosco como se puede apreciar en la siguiente fotografía.

Diapositiva21

Finalmente, hacia 1923 la Municipalidad decide la supresión de todos los kioskos, desapareciendo estas bonitas construcciones. Quizás algún día los cada vez mas escasos puestos de periódicos tengan la misma forma de estos kioscos, como homenaje a sus predecesoras.

 

BIBLIOGRAFIA:

  • ALVAREZ ORTEGA, Syra. HISTORIA DEL MOBILIARIO URBANO DE LIMA. 1535-1935. Universidad Nacional de Ingeniería. Proyecto Historia. UNI. Lima 2000.
  • Blog LIMA LA ÚNICA.
  • Diario “El Comercio” en las ediciones que se indican.

PLACAS CON LOS ANTIGUOS NOMBRES DE LAS CALLES DEL DAMERO DE PIZARRO (Parte II)

En la primera parte de este artículo (PLACAS CON LOS ANTIGUOS NOMBRES DE LAS CALLES DEL DAMERO DE PIZARRO) hicimos un repaso de 56 placas con nombres antiguos de las calles del Damero de Pizarro que actualmente se conservan. En esta segunda parte recorreremos en la búsqueda de mas de estas placas, en las calles del Damero de Pizarro que estan orientadas de Norte a Sur, y encontraremos placas en buen estado, en regular estado y lastimosamente en mal estado. Al igual que en la primera parte del artículo,  he sombreado y colocado en negrita, los nombres de las calles que actualmente todavía conservan sus placas.

No perdamos mas tiempo y a caminar en su búsqueda.

 Avenida Abancay

Calles de: Juan de la Coba, Trapitos, Cascarilla, Santa MaríaSagástegui, Pileta de Santa Teresa y Hospicio de Cándamo.

10

Calle de TrapitosCalle de la CascarillaCalle de Sata MariaCalle de Segastegui298

Jirón Azángaro

Calles de: Aparicio, Aldabas, Beytia, Gato, Negreyros, Juan Pablo, Huérfanos, San Carlos.

Calle de AparicioCalle de las aldabasCalle del BeytiaCalle de BeytiaCalle del GatoCalle de Juan PabloCalle de HuerfanosCalle de San Carlos

Jirón Lampa

Calles de: Santo Toribio, Santa Apolonia, Carrera, Banco del Herrador, San Antonio,  Pileta de la Trinidad, Fano y Pobres.

Lampa - 1 Calle de la SoledadCalle de la Soledad3Calle de la Soledad2Calle de Santo DomingoLampa - 4 Calle de CarreraBanco del HerradorCalle de Banco del HerradorCalle de San AntonioDiapositiva19Calle de Pobres

Jirón Carabaya

Calles de: Pescadería, Gradas de la Catedral, Bodegones, CocaFilipinas, Divorciadas, Pando y Plaza San Martín.

060Carabaya - 3 Calle de bodegonesCalle de la CocaP1000696Calle de Pando

Jirón de la Unión

Calles de: Palacio, Portal de Escribanos, Mercaderes, Espaderos, La Merced, Baquíjano, Boza, y Plaza San Martín.

Jr de la Unión - 2 Calle de palacio3Portal de EscribanosJr de la Unión - 4 Calle de MercaderesCalle de Baquijano

Calle de Boza

Jirón Camaná

Calles de: Pescante, Pozuelo de Santo Domingo, PlumererosLártiga, General La Fuente, Pelota, Urrutia, y Serrano.

Calle de PozuelosCalle de Plumereros

Calle de LartigaCamana - 4 Calle de Lartiga 2Calle del General La fuenteCalle de UrrutiaCalle de Serrano

Jirón Caylloma

Calles de: Afligidos, Arganda. Calonge, Puerta Falsa del Teatro, Acequia Alta, Villegas, y Monopinta.

Calle de AflijidosCalle de ArgandoñaCalle de CalongeCalle de la Acequia AltaCalle de Villalta2

Jirón Arica (hoy Rufino Torrico)

Calles de: La Toma, La Palma, Panteoncito, Nápoles, Belaochaga, Sacristía de San Marcelo, Bravo y La Salud.

Calle de la PalmaCalle del PanteoncitoCalle del Panteoncito2

Calle de Napoles2Calle de MedranoCalle de Bravo2

Jirón Tacna

Calles de: Manita, Borriqueras, Comesebo, Pileta de las Nazarenas, Huevo y Prolongación Tacna.

Calle de ManitaCalle de BorriquerasCalle de ComeseboCalle del Huevo

Reflexión final

No debemos esperar que sigan desapareciendo estas placas, las que no solo nos informan sobre los antiguos nombres que tenían las calles, sino en muchos casos, un poco de su historia: es una parte de nuestra historia escrita en la pared. Sinceramente no creo que la inversión sea grande para reponer las faltantes así como reemplazar las que están en mal estado.

¿Alguna empresa privada se anima?

BIBLIOGRAFIA

  • BROMLEY, Juan. “Las viejas calles de Lima. Municipalidad Metropolitana de Lima. Gerencia de Educación, Cultura y Deportes. Lima 2005.

NOTAS

 

Nos pueden encontrar en Facebook como:

en Face

PLACAS CON LOS ANTIGUOS NOMBRES DE LAS CALLES DEL DAMERO DE PIZARRO

En el diario caminar por el Damero de Pizarro, uno puede apreciar diversas placas de material cerámico, indicando los nombres antiguos de las calles. En el presente artículo quiero hacer un recuento de las placas que todavía se conservan, colocadas en diversas épocas.

¿Las más antiguas?

Solo indican nombres de las calles. Hay de dos modelos: las enmarcadas y las simples, sin enmarcar. Aparentemente son las mas antiguas. Habrá que seguir investigando.

 

Placas de fierro enlosado

Encontramos igualmente, placas de fierro enlosado que se encuentran sobre una base de madera. La particularidad de éstas es que mencionan la numeración de las casas de cada cuadra, el número del cuartel y distrito a la cual pertenecen. Quedan muy pocas de ellas.

Placas con descripción del nombre antiguo

En otras placas (la mayoría) se da la información del nombre actual (y número de cuadra) de la calle, el nombre antiguo y muchas veces una historia acerca del origen del nombre.

La colocación de estas placas se dio bajo el apoyo de la empresa privada, en este caso, de una conocida marca de casimires de vestir quien colocó su logotipo en la parte inferior de dichas placas. Fue en la década de 1980 que mediante una iniciativa de un Alcalde de la época y una empresa privada se colocaron estas placas, las cuales fueron fabricadas por Azulejos Iturry.

Lastimosamente, muchas de ellas han desaparecido, por lo que hay cuadras en donde no existe placas con el nombre de la calle.

Hoy los invito a caminar por el Centro de Lima, mirando estas placas de material cerámico, tanto las mas antiguas (que son muy pocas) como las que se instalaron en la década de 1980, leyéndolas y de paso, aprendiendo un poco el origen de sus nombres. Para guardar un orden, he seguido lo indicado por Juan Bromley en su libro “Las viejas calles de Lima”, en donde indica:

“Al fundarse la ciudad, el 18 de enero de 1535, Francisco Pizarro mandó hacer la traza o plano de la nueva población, la que se compuso de 117 islas, cuadras o manzanas, ordenadas en 13 cuadras de largo (de oriente a occidente) y 9 de ancho (de norte a sur), separadas unas y otras por las calles. Cada manzana fue dividida en 4 solares. El plano de la fundación tenía por límites extremos: la ribera del río, hacia el norte; el actual jirón Paruro, hacia el este; el jirón Ocoña, hacia el sur; y el jirón Cañete hacia el oeste. Este plano comprendía, pues, las calles que actualmente se llaman:”

Y a continuación, Bromley escribe la relación de calles.

Pero estemos preparados para encontrar las placas en todos los estados posibles: algunas bien conservadas, algunas rotas, algunas incompletas, algunas pintadas y otras……. no, algunas simplemente no las encontramos. Para un mejor control a la fecha (junio 2018) he sombreado y colocado en negrita, los nombres de las calles que actualmente todavía conservan sus placas.

PLACAS CON NOMBRES ANTIGUOS DE CALLES DEL DAMERO DE PIZARRO

Jirones Ancash y Santa

Calles de: Trinitarias, Colegio Real, Cerca de San Francisco, Milagro, San Francisco, Rastro de San Francisco, Desamparados y Polvos Azules.

Calle del Milagro3Calle del MilagroCalle de San FranciscoCalle del Rastro de San Franciscocalle de Desamparados4

Jirones Junín y Lima (hoy Conde de Superunda)

Calles de: Moneda, Caridad, Inquisición, Zárate, San José, Arzobispo, Ribera de Palacio, Correo, Veracruz, Matavilela, Aumente, Santa Rosa de los Padres y Pastrana.

Calle de ZarateJunín - 2 Calle del Arzobispado5

Calle de la Vera CruzCalle de la Vera Cruz2

Calle de Matavilela2

Jirones Huallaga y Callao

Calles de: Lechugal, Presa, Concepción, VirreinaMelchormalo, Judíos, Portal de Botoneros, Mantas, Valladolid, Piedra, Gremios, Espíritu Santo y Arco. Aquí he agregado dos calles mas: La Milla y Monserrate.

Calle de la VirreynaCalle de Melchormalo2Calle de los Judios76Calle de MelchormaloCalle de las MantasCalle de ValladolidCallao - 2 ValladolidCalle de PiedraCalle de la Piedra31Calle de Monserrat

Jirones Ucayali e Ica

Calles de: Capón, Zavala, Estudios, San Pedro, Villalta, Plateros de San Pedro, Plateros de San Agustín, San Agustín, ConchaLa Riva, San Sebastián, Orejuelas.

Calle de los estudiosCalle de VillaltaCalle de Plateros de San PedroCalle de Plateros de San AgustinCalle de San AgustínCalle de ConchaIca - 3 Calle de ConchaCalle de la Riva

Jirones Ayacucho (después Miro Quesada y hoy Santa Rosa) y Huancavelica

Calles de: Santa Rosa de las Monjas, Aduana, Botica de San PedroLa Rifa, Núñez, Jesús Nazareno, Lezcano, Plazuela del Teatro, Ortiz, Nazarenas, Plazuela de las Nazarenas, Caballos y Torrecilla.

Calle de la Botica de San PedroCalle de la RifaCalle de NuñezCalle de Jesus NazarenoCalle de LezcanoCalle de OrtizCalle de Ortiz2

Jirones Cuzco y Arequipa (hoy Emancipación)

Calles de: Zamudio, Mascarón, Corcovado, Trinidad, Higuera, Pileta de la Merced, Minería, Gallos, San Marcelo, Pregonería, Patos, Ranchería de Patos y Pampilla de Leones.

Calle de la TrinidadCalle de MineriaCalle de los GallosCalle de Medrano

Jirón Puno y Moquegua

Calles de: Santa Catalina, Santa Teresa, Padre Jerónimo, GallinazosBejarano, Mantequería de Boza, Jesús María, Mogollón, MariquitasQuemado, León de Andrade, Animitas y Malambito.

Calle de Padre Gerónimo2Calle de GallinazosCalle de Bejarano2Calle de Mantequeria de BozaCalle de Jesus MariaCalle de MogollónCalle de MariquitasCalle de Quemado

Jirón Apurimac y Ocoña

Calles de: Chacarilla, Corazón de JesúsCueva, Portal de San Martín, Matajudíos, Pilitricas, Ibarrola y Pasaje Bravo.

Calle de ChacarillaCalle de Corazón de JesusCalle de CuevaDiapositiva86Calle de Ibarrola

Hasta aquí la primera parte de este artículo. En la segunda parte veremos las calles orientadas de norte a sur del Damero de Pizarro.

 

BIBLIOGRAFIA

  • BROMLEY, Juan. “Las viejas calles de Lima. Municipalidad Metropolitana de Lima. Gerencia de Educación, Cultura y Deportes. Lima 2005.

NOTAS

Fotografías de las placas del autor.

 

Nos pueden encontrar en Facebook como:

en Face

IDEA DE LAS DIVERSIONES PUBLICAS DE LIMA (1791)

Leyendo (siempre leyendo) el Mercurio Peruano # 4 del 13 de enero de 1791, encuentro un interesante artículo sobre las diversiones públicas que había en aquel entonces en nuestra Lima. Acompáñenme a leer algunos párrafos de dicho artículo.

Diapositiva1

IDEA DE LAS DIVERSIONES PUBLICAS DE LIMA

El principal es el de LA COMEDIA. Sus decoraciones son regulares: los representantes no son malos, entre ellos ha habido y hay alguno que pudiera lucir en Madrid mismo y en Nápoles: la casa es cómoda y asada: en ella reyna el buen órden por la vigilancia de los Jueces. Solo se nos ofrece preguntar ¿por que la parte sensata de los concurrentes se mezcla en aplaudir unos entremeses, que se executan solo para congeniar con la ínfima plebe? ¿Ignora tal vez que un palmoteo intempestivo arraiga mas fuertemente el gusto depravado con que se elogian las Comedias de Religiosos, Papas y Santos, que debían desterrarse en un siglo, y en un Pais tan ilustrado como el nuestro? En todo lo demas debemos hacer justicia a la verdad: los teatros de Europa no guardan la misma moderación y decencia que ostenta el nuestro, en quanto al trato interior de los palcos y luneta. Un poco de gusto moderno en la predilección de las piezas, mayor estudio en los cómicos, ménos exercicio en los apuntadores, el olvido de los cigarros en el tiempo de la scena, y finalmente el favor de la opinión para que qualquiera pueda sentarse en el patio, sin consultar su vestido ni su peluca, pueden no solo mejorar nuestro teatro, sino hacer mucho mas agradable y útil su concurrencia.

diversiones06

LA PELOTA, cuya casa es pública, ofrece un buen rato al expectador, y un exercicio provechoso á la salud del que la juega. Las apuestas que se hacen á favor de algun partido, no debieran pasar de pocos pesos. El que atraviesa cantidad de onzas de oro da á conocer, que va allí á buscar un juego ruinoso, y no una honesta diversión. Lo mismo diríamos en cuanto a LAS PELEAS DE GALLOS.  La casa destinada á este fin pudiera pasar por la mas perfecta, si los corredores que manejan, y combinan las apuertas de los partidarios, no abarcasen tantas acciones de un golpe, y fuesen mas prontos en dar razon de si hay ó no quien reciba los envites.

diversiones02

LAS CORRIDAS DE TOROS tienen su plaza y su tiempo determinado. Los toreros quando no pueden mostrar valentía, nos admiran con su legereza. El concurso suele ser pacífico y numeroso. Solo es mala la costumbre de desjarretar el toro que no embiste: se debiera idear otro modo de matarlo, sin valerse de este que tiene un no se qué de desayrado y traicionero. Los chisgaravises que andan enredando los tablados pregonando agua de berros venden baxo este nombre un Punche tan recargado de aguardiente, que seria funesto en qualquiera otro Pueblo menos moderado que este. Ya se puede concurrir á los Toros con un vestido estrenado: la moda no es tan cruel en esta parte, como lo era ahora seis ú ocho años.

diversiones03

LOS CAFÉES no han servido en Lima mas que para almorzar y ocupar la siesta: las discusiones literarias empiezan ya á tener lugar en ellos. El Diario Erudito y el Mercurio submínistran bastante pábulo al criterio del Público. ¡Dichosos nuestros Papeles, si por medio de la crítica misma que sufran, conservan los Cafées libres de las cabalas y murmuraciones, que en otras partes abrigan, y por ventura no se han deslizado en los nuestros!

diversiones05

Por SAN JUAN empiezan las concurrencias á la quebradita de los Amancaes, y se acaban á fines de Septiembre. En este mismo tiempo tenemos los paseos de Lomas. La suave garua (1) de aquella estacion cubre de yerbecitas y flores los arenales que terminan el valle, y los cerros que lo rodean. Estas diversiones, por lo que tienen de rural, deleytan y no trahen malas consequencias, sino quando hay exceso en las comidas, y quando media la determinacion de dormir á cielo raso, ó en un ranchito toda la confusion de los concurrentes.

diversiones01

El paseo mas considerable y de asistencia casi precisa, es el de LA ALAMEDA los dias de Domingo, yu especialmente el de año nuevo y Reyes, con motivo del paseo de Alcaldes, y el 2 de Agosto por el Jubileo en la Iglesia inmediata de Recoletos Franciscanos. La multitud de coches y calesas, la diversidad de sus colores y estructura, el aseo de trage, los sujetos ilustres que concurren, la finura de las Madamas que lo hermosean, todos estos objetos contribuyen á hacer muy agradable esta especie de espectáculo público. Solo el capricho lo embaraza algun tanto. Aquella precision de mantenerse en calesa mirándose á la cara unos á otros, y la costumbre de no poderse presentar á pié sin chocar con los principios contrarios de la opinión, son unas violencias insufribles, especialmente para quien no tiene carruage. Tal qual, ya se empiezan á conocer estos prejuicios, y á sacudirlos.

diversiones04

La Alameda de la PIEDRA LISA es solitaria, y por lo mismo destinada para los filósofos cogitabundos. La frondosidad de los árboles que la rodean, su agradable sombra, la inmediacion del rio, la vista de todo el amenísimo valle de Lurigancho, la perspectiva de la ciudad inmediata, el paisage que forman las chacras de la orilla opuesta no solo lisongean los ojos, sino tambien inspiran un dulce entusiasmo, y elevan el espíritu hasta la meditacion del Supremo Criador de la Naturaleza. En este sitio retirado y encantador, los Amantes del Pais han formado el proyecto de sujetar á una leve crítica las diversiones de su Patria, esperando que esta recibirá con agrado sus producciones, y las perdonará si acaso son demasiado libres, ó faltas de las precisas delicadezas.

DE-

FUENTE:

  • MERCURIO PERUANO # 4, del 13 de enero de 1791.

NOTAS:

(1) Esta voz es Provincial, y equivale á la de calabobos o mollizna: en este sentido la usó el Excelentísimo Señor Ulloa en su Viage á la América tom. 3. pag. 85.

  • Se ha respetado la ortografía del artículo original.
  • Los dibujos, grabados y fotos son solo referenciales, y no representan necesariamente la época que describe el artículo.

Monumento a don RICARDO PALMA

Leyendo (siempre leyendo) el diario El Comercio en su edición del domingo 12 de setiembre de 1937 encuentro un interesante artículo escrito por el arquitecto Manuel Piqueras Cotolí, en donde, de primera mano, describe su “plan espiritual de la obra” del monumento a don Ricardo Palma, que hoy conocemos como el Parque de Las Tradiciones ubicado en el Parque de la Exposición. Lo primero que me llamó la atención es la descripción de como quería que estuviera rodeado el monumento: hasta los tipos de árboles que deberían estar.

Sin embargo, no deja de llamar la atención que si bien es cierto describe las esculturas que hoy están presentes, también describe el conjunto monumental de tal manera, que no es lo que hoy se encuentra. ¿Qué pasaría con el proyecto integral? ¿Por qué fue modificado? ¿Existirán las otras esculturas que descritas, hoy no forman parte del conjunto? Según una placa, el monumento fue inaugurado el 07 de febrero de 1962, es decir, muchos años después de su proyecto. ¿Cuál habría sido el motivo? Habrá que seguir investigando.

Mientras tanto, acompáñenme a leer este interesante artículo.

Monumento a don Ricardo Palma

Plan Espiritual de la Obra

Huyendo siempre de la apoteosis, cuando no es el espíritu de aquel que vamos, no a enaltecer, puesto que él sólo se enalteció con su obra, sino a rendirle un homenaje, dedicar un recuerdo a la obra que hizo y demostrar a las demás generaciones el interés y el aprecio que nosotros tuvimos por ella.

A Ricardo Palma, estamos seguros, que no le hubiera gustado estar en apoteosis teatral, sobre un pedestal lejos de la vida, del pueblo, ni aun adorado por él, sino metido entre él a ras de tierra, amado por ese pueblo del cual nos trasmitió, con sus tradiciones, su alma.

Y qué mejor para conseguir esto que realizar un monumento que pueda vivirse, que no sea mera ilustración de sus tradiciones, sino que sea una tradición más, aquella que nos representa al “viejito” contando a las gentes que vivieron con él, y a las que vendrán, las cosas que pasaron, las que pudieron pasar y algunas que no han pasado del todo todavía.

Esto queremos que sea el monumento: el homenaje en la persona de Palma al espíritu de un pueblo, en un sitio espiritualmente íntimo, a ser posible, que sea necesario entrar para verlo, sentarse, tomar el libro de sus Tradiciones y vivir un momento su vida, la vida de ese pueblo que tan maravillosamente supo trasmitirnos Don Ricardo.

DESCRIPCION MATERIAL

Gran rectángulo de piedra, 25×15 metros. Espejo de agua. Fondo azul. Bordes, 1 metro de granito rosado de Chosica, pulido, chato, que apenas emerja del plano dela tierra cubierta de gras, enmarcado en tres de sus lados por una cortina de ficus gigantes, a 10 metros de los bordes. Cuarto lado, a la Avenida Wilson, cortina verde, cupo: un metro 50 de tuya o ciprés recordados, que lo independicen del tráfico, que lo hagan más intimo, que sea necesario entrar para verlo y vivirlo.

Bajo los ficus, bancas de piedra, sencillas, sobrias, sin ningún adorno. Refugio de aquellos que quieran leer su obra, ante la imagen de Palma, que en mármol blanco, envuelto en la capa, sentado en un trono barroco limeño, levantado apenas una grada del nivel del estanque, cuenta sus Tradiciones. Frente a él, en la grada, dos niños escuchando. A la derecha, recostadas en el brazo del trono, dos “niñas” limeñas de hoy, 1m.60, miran las cosas que pasan, que el viejo les cuenta.

Al extremo del estanque, el caballo de oeso. Caracolea. El chalán de poncho que lo monta, le hace doblar el pico. Zambo. Sombrero en mano, requiebra a la tapada que cruza. Limeña chiquita, gordita, garbosa. Falda apretada de tiras, pie menudito, chapín de seda, ojo malicioso, lisura en el talle, brazos torneados desnudos, pañuelo de encaje en la mano que atrás lleva; dice a los mozos: seguidme.

palma04

Flanqueando el trono, hacia los ángulos del estanque, dos pedestales más altos que él, para enmarcarlo en el espacio. Altura, a nivel de la cabeza del personaje principal. Sobre ellos dos grupos.

A la derecha, la moza, zamba, de bata larga, ancas poderosas, borda con los pies una marinera. Quebrada la cintura. Busto levantando. La cabeza hacia atrás. Ojos que brillan. Labios carnosos entreabiertos. Buscan algo que un mozo le promete. Un mozo que la arrulla, pelo rizado, saco ajustado, en el bolsilo una mano. levanta los hombros, gesto de gallo en pelea, arriba el otro brazo y en la mano el pañuelo. Un movimiento de paloma en celo la envuelve, la arrulla, la desea…esto es la marinera.

Pedestal de la izquierda: Mística y maliciosa, las dos cosas a la vez, falda pomposa, una mano la recoje levemente. Un piececito picante, apenas lo enseña. Talle ajustado, recatado el rostro con el manto que la otra mano levanta y un ojo deja descubierto, picaflor que todo lo pica sin posarse nunca. Delante, por debajo del manto, brota como cascada de seda y color, el chal de la China. A su vera, la negrita de ojos de vicuña, peinado de cachitos, vestidito corto y pantalón largo de tira bordada. Lleva la alfombrilla y el banquito de tijera, porque su ama va a la iglesia.

palma02

El monumento no acaba aquí, porque la Tradición no se acaba tampoco. Si algún día alguien hace algo que esté dentro de este mismo espiritu, con ese algo en el jardín, a un lado y a otro de este núcleo con que emplie el monumento, empezará a formarse el Parque de las Tradiciones Peruanas.

palma05

FUENTE:

Diario. El Comercio, domingo 12 de setiembre de 1937.

LA TERRIBLE SOLEDAD DE LOS CINEMAS ABANDONADOS

Leyendo (siempre leyendo) el libro “LA CIUDAD DE LOS BALCONES EN EL AIRE” de Felipe Buendía, encuentro un interesante artículo relacionado con una de mis aficiones: el cine. Lo comparto con ustedes:

 

LA TERRIBLE SOLEDAD DE LOS CINEMAS ABANDONADOS

 

En la ferocidad del verano demoledor, deambulo por el barrio del Rímac, avizorando no sin inquietud los miradores que se alzan entre las ruinas, y en especial aquel en Acho, que parece que estuviese erigido en la cúpula un jinete de bronce encaramado en la belleza de los lugares ya yertos, y caminando por el semiderruido jirón Amazonas, me doy con el espectro aún firme en los escombros del “CINELANDIA”. El impacto de verlo cruzando por vientos en la inmarcesible melancolía de su agonía petrificada, me hace trastabillear, y demuda aún más mi corazón angustiado, comprobar como el viejo cine se aferra al puente Balta, de suyo carcomido y pesaroso, allí tenaz y semidespedazado, tendido entre las riberas como una crucifixión fantástica y desesperada. El “CINELANDIA” está allí sin puertas ni ecran. Con la huella de los peldaños de la alegría, y las butacas arrancadas de cuajo, como si hubiesen alzado con ellas, la concurrencia aún palpitante de los espectadores que reían a mandíbula batiente, o lloraban y se tapaban los oídos. Y tanta era la plenitud de mi emoción, aquella tarde alucinante, que percibía las carcajadas, y los disparos de asesinos centellantes; y el crujir de los envoltorios de golosinas y la quemante respiración de una belleza habitúe y hasta su perfume horadador de las tinieblas.

Cinelandia

Cinelandia 2

Pero hay testimonios erigidos por el desastre, que relegan a los viejos cines a una momificación tan noble como cruel: No puedo cruzar ante el “RAMBLA” en cuya pantalla acontecía la conquista de Marte, y la llegada a la Luna treinta años antes de la realidad, sin sentir en carne propia la sonrisa magnética de ese cine pequeñito y amado, cuyas marquesinas pintarrajeadas con raro arte, publicitaban los filmes de actores que parecían ya enterrados bajo las ruinas del mundo. Y pasa que siempre me detengo ante la puerta sitiada por vendedores ambulantes del “AMERICA”, cine Azul y Oriental, empapado de kerosene, que sin duda brinda nesa: allí en la vieja calle El General, en las inmediaciones fantasmagóricas de la Plaza de Santa Catalina.

rambla 2

america

Y ocurre lo mismo con el “APOLO”, letargizado para siempre frente al Jardín Botánico, y busco en vano la hendidura de la puerta del “BUENOS AIRES” en que cantaron Libertad Lamarque y Hugo del Carril, en persona. Cines de maderamen crujiente, y altavoces chirriantes, navegando en el invierno garuento de edades ingenuas. y aconteció que en Madrid en 1950, yo vi un cinema desvencijado ¡de nombre “Rex”, como uno que hubo en el Callao, y creí que era un sueño o un “bis” de la ensoñación; pero existía, y lo frecuenté con la esperanza de trasmutar el barrio de Chambería con el Callao.

apolo

BUENOS AIRES

NOTAS

  • FELIPE BUENDIA. “La ciudad de los balcones en el aire”. Edición por el cuatrocientos cincuenta aniversario de la fundación española de Lima. Editorial Perla – Lima – Perú. 1982.